TRATAMIENTO EN EL CÁNCER DE MAMA

Habitualmente el abordaje del cáncer de mama es multidisciplinario, es decir; colaboran médicos, enfermeros, farmacéuticos, psicólogos, trabajadores sociales… Así como su tratamiento se lleva a cabo mediante varios médicos especialistas como cirujanos, radioncólogos, médicos oncólogos e incluso, llegado el caso, oncólogos geriátricos.

El tratamiento de cáncer de mama se elige según características del cáncer y de la paciente:
– Subtipo de tumor
– Estadío
– Marcadores genómicos
– Edad de la paciente, estado de salud, estado hormonal…
– Presencia de genes mutados heredados del cáncer de mama.
Aunque cada tratamiento es específico y se va elaborando a medida que se obtienen resultados, podemos dar una pincelada de los tratamientos habituales y profundizando en el farmacológico.

CIRUGÍA
Se lleva a cabo una cirugía cuando es necesario extirpar el tumor y aquel tejido adyacente afectado, así como la zona ganglionar axilar. Se lleva a cabo por un cirujano oncólogo.
Los tipos de cirugía que se realizan son:
Lumpectomía: extirpación del tumor y una pequeña porción de tejido sano.
También llamada: cirugía con conservación de la mama, masectomía parcial, cuadrantectomía o masectomía segmental.
Masectomía: extirpación total de la mama.
En el caso de necesitar un estudio de los ganglios linfáticos se realiza otra pequeña cirugía:
Biopsia del ganglio linfático centinela: extirpación de una pequeña cantidad de ganglios centinela axilares para su estudio posterior por el patólogo.
Vaciamiento de los ganglios linfáticos axilares: extirpación de varios ganglios linfáticos que se encuentran debajo del brazo. También son estudiados por el patólogo.

RADIOTERAPIA
La radioterapia es un tratamiento que emplea las radiaciones ionizantes para provocar la muerte de las células cancerosas. Se lleva a cabo por un radiooncólogo.
La radioterapia puede ser:
Externa o teleterapia: la fuente radiactiva está fuera del paciente
Intraoperatoria: se aplica la radiación utilizando un catéter en quirófano.
Braquiterapia: mediante fuentes radiactivas colocadas en el tumor.
En sí la radioterapia puede ser único tratamiento o como complemento a otras técnicas: hablaríamos de radioterapia radical cuando la finalidad es curativa, de radioterapia adyuvante cuando se emplea como complemento a cirugía u otro tratamiento y de radioterapia neoadyuvante cuando se quiere conseguir reducir el tumor para luego operar.

QUIMIOTERAPIA
La quimioterapia es la aplicación por vía sistémica de medicamentos citostáticos cuya eficacia radica en la inhibición del crecimiento de células tumorales. El especialista que lo lleva a cabo es el oncólogo clínico.
La quimioterapia se puede administrar de varias formas: intravenosa, subcutánea o intramuscular y oral. Al igual que la radioterapia, la quimioterapia puede utilizarse como adyuvante o neoadyuvante.
La quimioterapia se aplica siguiendo un programa de ciclos durante un tiempo determinado. El ritmo de ciclos y la duración del tratamiento dependen de cada caso particular. Los fármacos utilizados pueden ser de un tipo o en combinación.

TERAPIA HORMONAL
Se utiliza terapia hormonal cuando el cáncer de mama ha dado positivo en los receptores de estrógeno o de progesterona (ER y/o PR).
Por lo tanto, los fármacos utilizados tienen como fin evitar que los estrógenos estimulen el crecimiento de las células tumorales.
Al igual que el tratamiento de quimioterapia y radioterapia, el tratamiento farmacológico hormonal puede ser neoadyuvante o adyuvante, dependiendo de si se administra antes o después de la cirugía.
Según la situación hormonal de la mujer, si ha pasado la menopausia o no, se opta por un tratamiento u otro.

1. Tamoxifeno
El tamoxifeno evita que el estrógeno se una al receptor estrogénico, es decir; bloquea la unión del estrógeno a la casilla de activación de la célula cancerígena.
Da buenos resultados en cualquier estado de la mujer, tanto antes como después de la menopausia.

Indicaciones:
– Disminuye el riesgo de:
o Recurrencia en la mama donde estuvo el cáncer.
o Aparición en la otra mama.
o Riesgo de cáncer a distancia.
– También como tratamiento preventivo en mujeres con alto riesgo.
Efectos secundarios:
Los más habituales son sofocos, sequedad, secreción o sangrado vaginal, alteraciones tromboembólicas, prurito vulvar.

Interaciones:
Conviene saber qué fármacos pueden interaccionar con el tamoxifeno disminuyendo o aumentando su efecto.
Se trata de medicamentos como la rifampicina, anticoagulantes tipo cumarínicos, agentes citotóxicos y algunos antidepresivos (paroxetina, fluoxetina, quinidina, cinacalcet, bupropión).

2. Inhibidores de la Aromatasa (AI)
Los inhibidores de la aromatasa evitan que se sinteticen estrógenos en otros tejidos diferentes a los ovarios.
En este grupo encontramos: el Exemestano (Aromasín), el Letrozol (Femara) y el Anastrozol (Arimidex).

Indicaciones:
Tratamiento ideal para mujeres postmenopáusicas en las que los estrógenos no provienen de los ovarios, si no de la transformación de hormonas androgénicas en estrógenos.
Puede utilizarse solo o tanto, antes como después, del tamoxifeno.

Efectos secundarios:
Los más habituales son dolor articular y muscular, sofocos, sequedad vaginal, aumento del riesgo de osteoporosis y aumento de los niveles de colesterol.

Interacciones:
– Exemestano: interacciona con rifampicina, anticonvulsionantes (fenitoína, carbamazepina) e incluso con preparados que contengan Hypericum perforatum (Hierba de San Juan)
– Letrozol: interacciona principalmente con fenitoína y clopidrogel.
– Anastrazol: no existe interacciones relevantes.

TERAPIA DIRIGIDA
Mediante la terapia dirigida se inhibe el crecimiento de células tumorales mediante el bloqueo de la síntesis de proteínas específicas y de la expresión (traducción) de sus genes, necesarios para el crecimiento y supervivencia de las células cancerígenas.
No solo bloquea la reproducción de células malignas si no que también inhibe la afectación a células sanas.
La terapia dirigida se comenzó a utilizar en cáncer hormonal (positivo en ER o PR) pero también se demostró que era efectivo en cáncer HER2 positivo (tipo genético).

Autora: Rebeca Cuenca

FUENTES:
(1): Cáncer.Net. Cáncer de mama: opciones de tratamiento.
https://www.cancer.net/es/tipos-de-c%C3%A1ncer/c%C3%A1ncer-de-mama/opciones-de-tratamiento
(2): American Cancer Society. Tratamiento del cáncer del seno según su etapa.
https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-seno/tratamiento/tratamiento-del-cancer-del-seno-segun-su-etapa.html
(4): Instituto Nacional del Cáncer. Tratamiento del cáncer del seno.
https://www.cancer.gov/espanol/tipos/seno/pro/tratamiento-seno-pdq
(5): Manual Oncología Harrison
(6): Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Fichas técnicas de Tamoxifeno, Exemestano, Letrozol y Anastrozol.

Te invitamos a que leas otros artículos escritos por elequipo de JuntosXTuSalud, relacionados con el cáncer de mama:
Lactancia: http://juntosxtusalud.com/lactancia-despues-de-un-cancer
Cáncer de mama y genética: http://juntosxtusalud.com/tengo-cancer-de-mama-y-mis-hijas-lo-tendran
Tratamientos oncológicos: http://juntosxtusalud.com/tratamientos-oncologicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *