Tratamientos oncológicos

El tratamiento del cáncer hoy en día exige un abordaje interdisciplinar. Este tratamiento va a depender del objetivo que se pretenda (curativo o paliativo), tipo de tumor y estadio de la enfermedad y otros factores propios del paciente (enfermedades, edad, estado general, soporte familiar, etc.)
Las modalidades de tratamiento del cáncer básicamente son: la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia solas o en combinación entre ellas:
● Cirugía: se extrae el cáncer del cuerpo
● Radioterapia: dosis de radiación que destruye células cancerosas y disminuye los tumores.
● Quimioterapia: los fármacos destruyen las células cancerígenas.
○ Hormonoterapia: se usan fármacos que inhiben el crecimiento cancerígeno dependiente de hormonas.
○ Medicina de precisión y terapia dirigida: tratamiento con fármacos sobre las estructuras dianas que han promovido la aparición de cáncer (proteínas, genes…)
● Terapia inmunológica: mediante el propio sistema inmune se combate el cáncer.
● Trasplante de células madres: las células madres ayudan a reponer aquellas sanguíneas que han sido destruidas con la radioterapia y quimioterapia.

1 Cirugía

La cirugía es el tratamiento más curativo del cáncer ya que extrae la mayor parte del tejido tumoral. Generalmente la cirugía se usa para la extirpación de tumores sólidos localizados.
El tratamiento quirúrgico habitualmente elimina el tumor primario con margen y los ganglios linfáticos adyacentes. En algunos tumores y en situaciones indicadas pueden operarse las metástasis con intención curativa. Se puede dividir a su vez y complementar con otros tratamientos:
● Cirugía oncológica radical: para cánceres primarios.
● Cirugía citorreductora: reducción de masa en enfermedad residual (por ejemplo en tumores de ovario o carcinomatosis peritoneal).
● Resección quirúrgica en la enfermedad metastásica con intención curativa.
● Cirugía de urgencia: obstrucciones, perforaciones, sangrados, etc.
● Cirugía paliativa para aliviar los síntomas.
● Cirugía reconstructiva y rehabilitadora.

2 Radioterapia

La radioterapia es un tratamiento que emplea las radiaciones ionizantes para provocar la muerte de las células cancerosas. Su efecto puede realizarse a través de una muerte directa sobre el núcleo celular de la célula tumoral o bien por acumulo de lesiones en el entorno celular que acaban por provocar también su muerte.
Existen varias modalidades de radioterapia:
● Radioterapia externa o teleterapia: la fuente radiactiva está fuera del paciente (por ejemplo los aceleradores lineales).
● Braquiterapia: la radiación se aplica directamente en el tumor a través de pequeñas fuentes radiactivas (semillas, hilos, etc.) que se colocan dentro o en el lecho del tumor, denominándose intersticial; o bien se aprovecha una cavidad natural para aplicarlos (boca, vagina, bronquio, etc.) y en este caso se denomina endocavitaria.
● Metabólica: el isótopo radiactivo se administra vía oral o intravenosa fijándose al tejido tumoral (por ejemplo el yodo en los tumores de tiroides).
La radioterapia puede aplicarse de forma exclusiva o en combinación con otros tratamientos y según esto se distinguen:
● Radioterapia radical: cuando se aplica sola con intención curativa.
● Radioterapia adyuvante: cuando se aplica como complemento a una cirugía o a otro tratamiento primario.
● Radioterapia neoadyuvante: cuando se aplica para reducir un tumor y hacerlo operable.
La radioterapia puede aplicarse con intención curativa o radical o bien con intención paliativa para el alivio de los síntomas.

3 Quimioterapia

La quimioterapia es la aplicación por vía sistémica de medicamentos citostáticos.
La quimioterapia se administra fundamentalmente como tratamiento adyuvante a un tratamiento principal para evitar la diseminación o metástasis. La aplicación de la quimioterapia se puede hacer de tres maneras:
● De inducción: único tratamiento inicial para pacientes a los que la enfermedad es avanzada y no es posible otro tratamiento.
● Adyuvante: se aplica después de que la cirugía, radioterapia e incluso un tratamiento de antineoplásicos ha acabado con el tumor primario.
● Neoadyuvante o primario: tratamiento inicial del tumor primario, que aún pudiéndose utilizar otros métodos, no resultarían tan efectivos.
Además la quimioterapia puede ser aplicada en distintas formas de administración:
● Perfusión intravenosa continua: de esta manera los agentes quimioterápicos se mantienen más tiempo en el plasma consiguiendo mayor eficacia antitumoral.
Actualmente existen dispositivos de percutáneos o subcutáneos y bombas portátiles que permiten al paciente su administración continua domiciliaria.
● Administración regional: se libera el agente antineoplásico directamente en el tumor o en una zona concreta. Se distinguen dos vías:
○ Intraarterial: se administra el fármaco a través de una arteria que irriga el tumor.
○ Intracavitaria: el fármaco se deposita dentro de un órgano o cavidad donde se aloja el tumor.
La principal función de los agentes citotóxicos utilizados en quimioterapia es romper algún paso en la cadena de replicación de la célula tumoral, de tal manera que eviten su crecimiento.


Figura: Ciclo celular y lugar de acción de los agentes citostáticos clásicos.
Extraído de Farmacología Oncológica UNED. Tema 1, cap. 1.

De la especificidad del fármaco hacia la célula maligna se extrae su efectividad y grado de inocuidad/toxicidad.

4 Terapia biológica o inmunológica

Son moléculas o mecanismos biológicos propios que luchan contra el cáncer, entre ellas:
● Citoquinas: proteínas producidas por el sistema inmune con acción reguladora sobre otras células. Se utilizan los Interferones, el Factor de Necrosis Tumoral y los Factores Estimuladores de Colonias.
● Anticuerpos monoclonales: estos detectan específicamente los antígenos (señales) de las células tumorales, atacándolas y evitando la toxicidad hacia otras células. Actualmente se usan: el Rituximab y Trastuzumab.
● Inmunoconjugados: se trata de la combinación de anticuerpos monoclonales y fármacos citotóxicos de las células tumorales.
● Terapia con oncogenes: se limita la replicación de oncogenes, es decir; paralizan la maquinaria necesaria para la reproducción de células malignas.
● Terapia angiogénica: la angiogénesis es la creación de nuevos vasos sanguíneos que aportan vitalidad a las células. Esta terapia intenta inhibir este proceso y evitar la metástasis del tumor a través de la vascularización.
● Terapia génica: en el caso de tumores debidos a una mutación génica celular, es un gran avance tecnológico poder corregir este error génico.
● Vacunas tumorales: estimulan el sistema inmune del paciente para atacar y destruir las células tumorales del paciente. Por tanto, las vacunas tumorales se usan para el tratamiento del cáncer ya establecido no para la prevención.

5 Hormonoterapia

En función del mecanismo de acción se distinguen tres tipos:
● Supresiva o ablativa: se extirpan quirúrgicamente los órganos productores de hormonas o se anulan su funcionalidad mediante radioterapia. Este método está en desuso hoy en día.
● Inhibitoria: se administran fármacos que bloquean la producción hormonal.
● Competitiva: los fármacos compiten con las hormonas naturales para unirse a los receptores dianas, impidiendo la acción de ellas.
● Aditiva: aumentan el efecto de algunas hormonas. Los estrógenos están en desuso y solo quedan los corticoides.
La hormonoterapia tiene tres órganos dianas fundamentales: la mama, el endometrio y el tejido prostático.
En el tratamiento en el cáncer de mama: debido a las diferencias hormonales según el ciclo vital de la mujer (adolescente, adulta, menopausia…) el fármaco a emplear variará en función del status hormonal de la mujer.
El tratamiento en el cáncer de próstata: este tratamiento se indica con fines paliativos cuando el cáncer se encuentra avanzado. El bloqueo de la síntesis de testosterona se hace a través de la castración quirúrgica o farmacológica.
Por último, el tratamiento del cáncer de endometrio: los fármacos utilizados son prostágenos cuando se desarrolla la metástasis, gestágenos cuando la paciente no es operable o no quiere operarse.

Autor: Cuenca Velasco, Rebeca

1 comentario en “Tratamientos oncológicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *