¿QUÉ HEMOS APRENDIDO EN LA RADIOLOGÍA DEL CÁNCER DE MAMA?

¿Qué hemos aprendido en la Radiología del Cáncer de mama?
“Uno acaba enseñado, lo que un día le faltó” Anónimo.

El Cáncer de mama no es solo un conjunto de enfermedades que por su frecuencia (más frecuente en el mundo en la mujer) y por su impacto (causas más frecuentes de muerte por cáncer en la mujer), han sido considerado un problema de salud pública mundial. Somos mamíferos por tener mamas, la mitad de la población son mujeres y la otra mitad venimos de una. La sexualidad, la feminidad y la maternidad son asociaciones simbólicas profundas con la mama. De manera que la patología de mama tiene una singularidad única dentro de la salud.

Tecnología

“La tecnología es la respuesta de nuestra época, pero ¿cuál fue la pregunta?
Cedric price 1965.

El mamógrafo es el único equipo dedicado a un solo órgano en toda la radiología, porque es el equipo con la máxima resolución especial y de contraste, pues su función es buscar el detalle minúsculo, es decir, adelantarse en el diagnóstico. Todos los demás equipos son multi-órganos. Dentro de los 100 inventos más importantes en la medicina del siglo XX, el mamógrafo ostenta la 5ta posición por todo lo que ha aportado en los programas poblacionales de Screening de Cáncer de mama y demostrar una y otra vez una disminución sobre el 30% de la mortalidad por cáncer de mama atribuible exclusivamente a su uso. Esto significa que millones de mujeres en este momento están respirando gracias al invento de este equipo, tengo familiares cercanos que son ejemplo de ello.

Fue sobre las décadas de los 80 y 90 del siglo XX gracias a el desarrollo de la ecografía de mama y de la Resonancia magnética de mama, además de la incorporación de las biopsias de mama percutáneas, que nace la subespecialidad de radiología de mama y nace el concepto de MULTIMODALIDAD diagnóstica, es decir, se integran la imagen mamográfica/ecográfica/resonancia magnética mama como 3 ventanas que miran hacia el mismo órgano en el mismo momento, lo que le sobra a uno le falta al otro, es decir, sinergismo mamario puro. Diagnóstico no invasivo, tratamiento mínimamente invasivo, el paradigma de la salud del siglo XXI, nace en la mama.

Al principio de los años 90 se masifica el uso de la mamografía, se implementan políticas de cribado poblacional en decenas de países dentro de sus programas públicos, lo que obligó al diseño de un código universal de reporte radiológico, el Colegio Americano de Radiología en el año 1992 crea al BIRADS (Breast Imaging Reporting and data System), lenguaje universal del reporte de imagen mamaria, una de las novedades disruptivas era que por primera vez dentro de un reporte radiológico, la clasificación de una imagen llevaría implícita la actuación de debería realizarse. La Radiología coge un protagonismo que tiene que ceder la Ginecología y la Cirugía de mama, no con pocas resistencias. Pero gracias a esto nace uno de los ejemplos paradigmáticos en la medicina de equipos MULTIDISCIPLINARES e INTERDISCIPLINARES. La patología de mama pasa de ser del Ginecólogo/Cirujano a ser del Radiólogo, para finalmente ser de la mujer que la padece, y nosotros, un equipo alrededor de ellas. Todo en su sitio.

Humanización

“Donde quiera que se ame el arte de la medicina, se ama también a la humanidad”
Platón.

La Radiología es una de la más tecnológicas de las especialidades de la medicina. Seguramente una de las más transversales también. El 80% de todos los pacientes del sistema de salud pasan por el servicio de Radiología. Sin embargo, irónicamente, somos una de las especialidades que tenemos menos contacto directo con el paciente, pues nuestro centro esta (erróneamente) en la imagen. Esto nos ha llevado a ser una de las especialidades con menos habilidades humanas, más alejadas de nuestra razón de ser, de nuestro fin último, que es el ser humano. Por ello padecemos de las tazas más altas de Burnout de la medicina. Por otro lado, con el advenimiento de la Inteligencia Artificial en pocos años, la gran mayoría de nosotros, o cambiamos la forma de trabajar, o dejaremos de trabajar.

En la edición del Journal of College of Radiology de noviembre del 2016 publicaron un artículo sorprendente titulado “La experiencia del paciente en un servicio de Radiología” en este estudio analizaron la experiencia de casi 3800 pacientes en uno de los centros de Radiología más prestigiosos de USA por su altísima tecnología y disponer de todas las subespecialidades, con profesionales renombrados en su plantilla. Les preguntaron a todos los pacientes, desde pedir la cita, hasta culminar el proceso con el informe radiológico, ¿qué fue lo más relevante en su experiencia? 74,5% de los pacientes respondieron “la parte humana” lo que llamaron de the extra-mile, cercanía, empatía, cuidado, comunicación, cuidados, etcétera. Sorprendente sin duda, pero más impactante fue cuando se les preguntó, ¿de quién obtuvo Ud. este trato humano? 2,2% de los médicos Radiólogos. (este dato es como para hacer un congreso mundial de radiología urgente).

Pero ¿quiénes eran ese 2,2% de radiólogos excepcionales?, más de la mitad, los subespecialistas en mama. De forma, que el tener que permanecer en contacto directo con nuestras pacientes, nos ha llevado a desarrollar habilidades humanas, las más apreciadas por los pacientes, por cierto. Si tomamos consciencia de ello, en vez de tanta Big Data, Inteligencia Artificial, Termografía, Resonancia de mama abreviada, difusión, 3 teslas, tomosíntesis con contraste, ecografía de mama automática, Radiómica, podríamos hablar de humanización en el próximo Congreso de Imagen mamaria, pues no solo deberíamos hablar de lo útil sino también de lo importante. No solo de aquello que nos eleve el ego académico, sino de aquello con evidencia científica que nos eleve el alma. Inteligencia Inteligente por favor. Gracias maestras, cuando vemos a través del gran angular, no sabemos, quién ayuda a quién?

Leonardo Romero Montemar
Médico Radiólogo-Senólogo
Instructor Certificado Cultivo de la Compasión
Co-fundador Proyecto HURRA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *