BIOPSIAS EN EL PROCESO ONCOLÓGICO.

En la actualidad, la biopsia es la prueba que permite diagnosticar la mayoría de los diferentes tipos de cáncer.
Y la podemos definir como el examen microscópico, bioquímico y genético de un trozo de tejido o líquido que se extrae de una persona.

Un poco de historia

La anatomía patológica surge como ciencia en 1507, a partir de los estudios publicados por el Dr.Beniveri en cadáveres. En esta época, la toma de muestras se realiza a partir de procedimientos quirúrgicos o de tejidos muertos. Estos estudios se basaban solamente en la morfología de los tejidos.

No es, hasta el siglo XIX, con el desarrollo de los microscopios ópticos, cuando se inicia el estudio de las células. Y más tarde, con la incorporación de la informática. Los equipos actuales son capaces de alcanzar resoluciones insospechadas hace unos años.

Con el descubrimiento de los rayos X, de los ultrasonidos aplicados a la medicina y otras tecnologías como la tomografía computadorizada (TC) o la resonancia magnética, es posible la obtención de muestras biológicas guiada por imagen. Haciendo esta toma, más certera y en el punto deseado. Pese a ello, en determinadas patologías o dada la imposibilidad de tomar la muestras guiada por la imagen, es necesario hacerlo mediante un proceso quirúrgico.

Imagen tomada de Openi. https://openi.nlm.nih.gov/detailedresult?img=PMC4672202_fvets-02-00020-g004&query=biopsy&it=xg&req=4&npos=8

TIPOS DE BIOPSIAS.

Biopsias guiadas por imagen

Para ello, se emplean equipos con Rayos X, Ecografía, TC o Resonancia Magnética.

Las podemos clasificar en dos tipos:

PAAF: Punción aspiración aguja fina. Se toma la muestra mediante una aguja fina conectada a una jeringa y se aspira una vez localizada la lesión.

o Ventajas: es una técnica muy sencilla, mínimamente invasiva y casi indolora.

o Inconvenientes: se limita a las características morfológicas de las células, distingue si se trata de un proceso inflamatorio, infeccioso, tumoral o benigno.

o Algunas indicaciones: tiroides, mama, piel.

BAG: Biopsia aguja grueso. Se emplean agujas especiales llamadas tru-cut que al mismo tiempo que se introducen en un tejido, toman una muestra cilíndrica del tamaño de un fideo.

o Ventajas: es una técnica mínimamente invasiva, y bien tolerada por el paciente y la extracción del tejido, facilita la tipificación de la lesión.

o Inconvenientes: se requiere preparación en algunos casos y también algunas horas de hospitalización.

Punciones más frecuentes:

PAAF de tiroides y de mama:

Como hemos dicho, se realiza mediante una aguja muy fina (similar a las empleadas para la insulina) y se suele emplear la ecografía para su guiado. El paciente no requiere preparación de ningún tipo. No precisa anestesia local y tras la punción saldrán con un apósito tipo tirita. Al ser una aguja fina, no suele sangrar ni haber hematoma posterior. A los pocos días, debe de acudir a la cita de su médico para ver los resultados. En algunos casos, y dado que la toma de muestra puede resultar escasa, será necesario realizar una segunda toma, que se hace igual que la primera.

BAG de mama:

En este caso, se trata de agujas más gruesas y se emplea tru-cut. Se suele infiltrar la zona con anestesia local antes de proceder a la toma de muestra. El equipo que se suele emplear para su guiado es el ecógrafo, aunque también se puede realizar con el tomógrafo o la resonancia magnética. No es necesaria ninguna preparación por parte de la paciente, aunque sería conveniente evitar tomar medicamentos que alteren la coagulación, (por ejemplo el ácido acetil-salicílico AAS®), los días previos. Gracias a la anestesia local, sólo notará un pinchacito y escozor. Tras la punción, no se requerirán cuidados especiales, sólo siendo necesario cambiar el apósito cuando esté manchado. Es conveniente aplicar frío local para reducir el hematoma posterior y no se deben realizar esfuerzos o coger cargas en el brazo afectado. Muy rara vez se producen hematomas que precisan seguimiento o drenado posterior.

Dentro de las técnicas para la toma de muestra, para la biopsia de la mama hay una muy específica llamada estereotaxia o BAV (biopsia asistida por vacío). Las agujas son un poco más gruesas que en la BAG y toman la muestra del tejido mediante aspirado de la zona. Se realizan generalmente guiados por el ecógrafo o el mamógrafo. Está sobre todo, indicada en el caso de haber calcificaciones en la mama y sirve para descartar las patologías, que éstas, las microcalcificaciones de la mama, pueden “ocultar”. La preparación, el procedimiento y los cuidados posteriores son similares a la BAG de mama, aunque en este caso, se suele aconsejar llevar un apósito que comprima la zona durante las primeras horas.

BAG de vísceras: riñón, hígado y pulmón.

En estos casos, será necesario que el paciente acuda en ayunas de seis u ocho horas y sin tomar anticogulantes o antitrombóticos en los días previos. Si los toma, debe consultar con su médico para sustituirlos, si es necesario, por heparina subcutánea. Previa a la punción, le canalizarán un acceso venoso, le administrarán anestesia local subcutánea y como guía más habitual usarán el ecógrafo o el tomógrafo (TC). Tras la punción será necesario comprimir la zona de punción y permanecer unas horas hospitalizado para hacer un seguimiento de la evolución de la punción y detectar posibles hemorragias posteriores. Pasadas unas horas, hasta máximo 24, podrá volver a su domicilio teniendo algunas precauciones. Como son, no realizar esfuerzos físicos en unos días, golpearse la zona de la punción y observar los síntomas como puede ser fiebre, sangrado en orina o esputos, según la zona afectada. En unos días tendrá los resultados y no debe olvidar acudir a su cita.

Biopsia de pulmón guiada por TAC:

Biopsias quirúrgicas

En aquellos casos en los que la punción guiada no es posible o el resultado de la biopsia con aguja no es claro, el paciente tendrá que ser sometido a una biopsia quirúrgica. La cual, consiste en la realización de una intervención quirúrgica con la finalidad de extirpar parte o la totalidad de una masa y conocer si existen en ella células tumorales mediante análisis posteriores.

El objetivo de la biopsia quirúrgica será estudiar la enfermedad, y a partir de los resultados, planificar el tratamiento y determinar el pronóstico.


Imagen: Pedro Vilches Polaina

Podemos encontrar diferentes tipos de biopsias quirúrgicas:

Biopsia incisional: Se extirpa quirúrgicamente sólo una parte de la masa, de tejido y/o tumor. Este tipo de biopsia es utilizada generalmente en aquellos órganos que presentan lesiones grandes o difusas, aquellos que no se pueden extirpar (cerebro, hígado, pulmón y riñón) o con difícil acceso desde el exterior.

Biopsia escisional: Se extirpa de forma completa la masa tumoral u órgano, en la mayoría de las ocasiones sin los márgenes; en el caso de que se confirmara la malignidad, se ampliaría a márgenes y ganglios (Ej. adenopatía, tumor de mama pequeño, melanomas).

Biopsia peroperatoria: Diagnóstico “In situ” con el paciente aún en quirófano, con la finalidad de decidir conducta terapéutica.

Gracias al avance de la cirugía y de las técnicas quirúrgicas, en la actualidad, la cirugía laparoscópica es una alternativa a la cirugía convencional que permite que el paciente experimente menor dolor postoperatorio, mejores resultados estéticos y menos tiempo de recuperación y de baja laboral si la precisara.

Por tanto las biopsias quirúrgicas, se realizarán bajo anestesia, empleando una técnica anestésica u otra en función del paciente, del tipo de biopsia y su localización. Dado que se trata de una intervención quirúrgica, el paciente precisará preoperatorio y visita con el anestesiólogo. Éste valorará al paciente de manera habitual y le indicará las recomendaciones previas al día de la intervención. Será necesario ingreso hospitalario de al menos 24 horas postintervención y al alta se le indicarán los cuidados a seguir.

Bibliografía

Antonio Benivieni (1443-1502): – Revista Galenus. Galenusrevistacom. 2015. Disponible en: http://www.galenusrevista.com/antonio-benivieni-1443-1502,452.html. Consultado el 9 de diciembre de 2019

American Cancer Society. Types of biopsies used to look for cáncer. Disponible en: https://www.cancer.org/treatment/understanding-your-diagnosis/tests/testing-biopsy-and-cytology-specimens-for-cancer/biopsy-types.html . Consultado 18 Enero 2020

SERAM. Punción percutánea guiada por imagen https://www.seram.es/images/site/24.punci%C3%B3n_percut%C3%A1nea_guiada_por_imagen.pdf. Consultado 18 enero de 2020

Del Cura et al, Intervencionismo guiado por ecografía: lo que todo radiólogo debe conocer. Radiología. 2010;52(3):198–207, https://www.webcir.org/revistavirtual/articulos/marzo11/espana/esp_espanol.pdf. Consultado 20 de diciembre de 2019.

Información para pacientes
Radiologyinfo https://www.radiologyinfo.org/sp/

AUTORAS:
CHARO BOSCA @Charorx
CHARO MERINO @charo_79


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *