CÁNCER DE ESTOMAGO: HISTOPATOLOGÍA Y FACTORES DE RIESGO

Somos Angy García, técnico en farmacia comunitaria en Sevilla capital y
David Sánchez, técnico de farmacia en La Carolina (Jaén).

Desgraciadamente cada día, detrás de mostrador, vemos a nuestros clientes/pacientes sufriendo muchos tipos de enfermedades diferentes, pero estaréis de acuerdo conmigo, que cuando alguno de ellos te viene con cáncer, el mundo se te cae a los pies, a veces no encuentras palabras de aliento, te quedas petrificado y sin saber cómo reaccionar.

Los farmacéuticos/ técnicos, somos unos de los profesionales sanitarios más cercanos, ya que los pacientes con solo con acudir a nuestras farmacias, podemos resolverles muchas dudas, sin necesidad de esperar citas. Por ello, cada vez más, nosotros nos estamos especializando en diferentes ramas sanitarias, para poder ayudarlos. Nos encanta poder estar ahí con ellos para lo que necesiten, tanto como apoyo emocional como en dudas sobre su medicación, y nos estamos formando muy mucho en este tipo de materia, para que se sientan los más arropados posibles, ya que sobre todo al principio, se sienten asustados y perdidos.

Está en auge el cáncer de estómago y por ello, me he decidido a escribir sobre él. Si así puedo ayudar a alguien a resolver duda o evitar algunos factores de riesgo, yo ya sería feliz.
Desde el punto de vista del mostrador de nuestra farmacia es importante que seamos una fuente aclaratoria de dudas. Es por ello que haremos un inciso en conceptos y tecnicismos sobre patología tumoral digestiva que podemos encontrar en el informe de nuestro paciente.

Haremos un resumen de la histopatología y factores de riesgo que pueden predisponer a los tumores tanto benignos como malignos a nivel de la mucosa gástrica.

Desde el punto de vista histológico podemos encontrar un epitelio cilíndrico mucoso de polo cerrado con una gran cantidad de invaginaciones en su mucosa.

Clasificaremos el material que vamos a encontrar, por ejemplo, en una citología de cepillado rutinario en:
– Células de revestimiento: estructuras en “panal de abeja” formado por c: cilíndricas.
– Células profundas de mucosa gástrica: aquí diferenciaremos c. parietales, principales y finalmente argentafines (estimulación hormonal).
– Células extragástricas: en una prueba rutinaria de raspado gástrico podemos encontrar células del esófago, sanguíneas, restos de alimentos.
– Otros componentes: bacterias, parásitos,etc.

Sabiendo la estructura normalizada del epitelio gástrico vamos a separar la patología benigna no tumoral más común de la tumoral:
1. Lesiones benignas no tumorales:
Ante distintos agentes patógenos se pueden producir cambios reparativos característicos de procesos inflamatorios como puede ser una gastritis (aguda o crónica).
Este tipo de lesiones suelen ser de tipo iatrogénica o secundaria por cuadros patológicos graves como shock, sepsis, o lesiones del SNC.
2. Lesiones tumorales malignas:
Los carcinomas gástricos incipientes son los que afectan exclusivamente a las capas más superficiales de la mucosa sin llegar a las capas musculares, mientras que el carcinoma avanzado invade capas musculares e incluso serosas.

Los pacientes operados de cáncer incipiente tiene una sobrevida mayor del 90% a los 5 años mientras que los pacientes de cáncer avanzado la sobrevida a los 5 años es menor del 50%.

Hay 5 tipos principales de cáncer de estómago a nivel histológico:
Epidermoide: es muy raro en esta localización y muchas veces es una propagación del carcinoma epidermoide del esófago.
Adenocarcinoma: es el tumor maligno más frecuente del estómago y se puede clasificar de 2 tipos según su origen y características anatomopatológicas. Hablamos del adenocarcinoma enteroide o de tipo intestinal y el adenocarcinoma difuso.
El primero se origina a partir de metaplasia intestinal mientras que el difuso deriva de criptas glandulares.


Adenocarcinoma gástrico.Azul alcián

Carcinoma de células en anillo de sello y sus imitadores: estos carcinomas suelen tener un aspecto citológico inofensivo, pero su evolución clínica es agresiva. Su celularidad tumoral suele ser escasa porque estas células se localizan en las capas más profundas y sólo aparecen en la citología cuando se ulcera el tejido que las cubre.

Leiomiosarcomas: en general estos tumores no aparecen en la citología salvo cuando ulceran porque crecen bajo la mucosa.

Linfomas y pseudolinfomas: en el estómago pueden aparecer linfomas de distintos tipos, los linfomas primarios que suponen el 2% y los de mayor parte son de tipo Hodgkin. Hay que diferenciar estos linfomas del carcinoma indiferenciado y de otros tumores endocrinos de localización gástrica.

A continuación, vamos a detallar, factores de riesgo, que algunos se pueden evitar con hábitos de vida saludable y otros obviamente no.

La alimentación: La ingesta de grandes cantidades de alimentos ahumados, vegetales conservadas en vinagre, carnes saladas y pescados pueden aumentar el riesgo, debido a que contienen ciertas bacterias como el Helicobacter Pylori.
Consumir ciertos alimentos como la verdura, vegetales y frutas con mucha frecuencia, ayuda a reducir el riesgo.
Infección por HELICOBACTER PYLORI: La infección de esta bacteria, parece ser la causa principal de cáncer de estómago, especialmente los ubicados en la parte inferior.
La infección por mucho tiempo de esta bacteria, puede conducir a una inflamación llamada gastritis atrófica crónica.

El tabaco: Aumenta también el riesgo de padecer cáncer de estómago, sobre todo en la sección superior cerca al esófago.

Sobrepeso u obesidad

Cirugía estomacal previa: A veces, la cirugía para eliminar las úlceras pueden desarrollar cáncer de estómago varios años después, debido a que el estómago produce menos ácido, lo que permite que haya más bacterias productoras de nitrito.

Anemia permiciosa: El factor intrínseco es una sustancia que produce ciertas células en el revestimiento del estómago. Las personas que carecen de ellas tienen un déficit de Vitamina B12, lo que evita la producción de glóbulos rojos.

Antecedentes familiares: Sobre todo familiares de 1º grado como padres, hermanos e hijos.
– Algunos tipos de pólipos estomacales; El que mayor riesgo de convertirse en cáncer es el pólipo adenomatoso o también llamado adenoma.

Tipos de trabajo: Sobre todo los trabajos realizados en industrias de carbón, metal o goma.

Género: Es más frecuente en hombres que en mujeres.

Edad: Suele aumentar el riesgo a partir de los 50 años, aunque la mayoría de las personas diagnosticadas están entre los 60 y 89 años de edad. Espero que este artículo os sirva para resolver algunas dudas y sobre todo en tomar conciencia en todo aquellos factores de riesgo que están en nuestra mano el poder cambiarlo, como el sobrepeso, la obesidad, la alimentación y el tabaco.

Es de vital importancia desde el mostrador de nuestra farmacia identificar estos factores de riesgo con breves entrevistas complementen y mejoren nuestro consejo farmacéutico y en ocasiones el paciente nos aporte sus informes médicos de diagnóstico y sepamos interpretar conceptos básicos para hacer entender mejor sus situación y tratamientos.

Autores:
David Sánchez Martín
Correo: Dsmfarmacia@outlook.com
IG: @dsmfarmacia
Facebook: técnico de farmacia técnico de ideas
Asprofa: “El rincón de David”
Blog: “El club de la farmacia” (autores: David Sánchez)

Angy García Ruiz
Técnico en farmacia comunitaria en Sevilla
Vocal de ASPROFA
Correo: angygaru83@gmail.com
IG, Facebook y Twitter: @angygaru

BIBLIOGRAFIA

https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-estomago/causas-riesgos-prevencion/factores-de-riesgo.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *