CÁNCER DE MAMA METASTÁSICO

¿Qué es el Cáncer de Mama Metastásico?

Se denomina cáncer de mama metastásico (CMM) o en Estadío IV, a aquél que ha salido de la mama y se ha diseminado por una o diferentes partes del cuerpo. Los órganos más comúnmente afectados por metástasis en el caso del cáncer de mama son los huesos, el hígado, el pulmón y el cerebro. El cáncer de mama metastásico es más frecuentemente diagnosticado después de “superar” un cáncer de mama en un estadío más inicial, aunque también hay primeros diagnósticos cuando ya se ha diseminado. Se denominan “cáncer metastásico de novo”.

El cáncer de mama metastásico, para el que actualmente no existe cura, afecta aproximadamente a un 30% de las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama localizado previamente, que se une al 5-6% de pacientes que ya presentan metástasis en el momento del diagnóstico. Las estadísticas, en el caso del cáncer de mama metastásico son devastadoras, la supervivencia a los 5 años es del 27%. Mientras tanto, estas mujeres van pasando de un tratamiento a otro, por distintos ciclos de quimioterapia, hormonoterapia, cirugía o radioterapia, con sus correspondientes efectos secundarios. Algunos tratamientos son efectivos durante unos meses, incluso varios años, las más afortunadas. Cuando un tratamiento deja de surtir efecto, se pasa a la siguiente línea de tratamiento. Son mujeres que estarán altamente medicadas de por vida.

Nuestra experiencia personal

En abril de 2018 mi madre fue diagnosticada de un cáncer de mama en estadío IV. Como la mayoría de las mujeres de su edad, seguía sus revisiones y se hacía sus mamografías, pero en su caso, debutó ya con metástasis óseas. De hecho, no se vió en mamografía. Comenzó tratamiento con una quimioterapia oral neoadyuvante, después cirugía, radioterapia, y quimioterapia clásica, al volver a encontrar células malignas en la zona de la axila. Van a pasar ya dos años desde el diagnóstico y ella está bien. Las metástasis no dan guerra, continúa con su tratamiento y de momento, está en remisión completa, es decir, libre de enfermedad, radiológicamente hablando. Así que no se puede pedir más (bueno, sí, que esta “tranquilidad” dure muchos años).

La vida con cáncer de mama metastásico no es fácil. Enfrentarse a un diagnóstico para el que no existe una cura es complicado de aceptar y cada paciente tiene sus miedos e incertidumbres, lo que es perfectamente normal. Pero también hay que decir que, para muchas pacientes de CMM, es posible una buena calidad de vida durante mucho tiempo. Hoy en día hay mucho arsenal terapéutico. No dejan de salir nuevos tratamientos, así que no hay que centrarse en las estadísticas. Cada paciente es un mundo.

Me gustaría recalcar con este artículo, que no es lo mismo hablar de cáncer de mama, que de cáncer de mama metastásico. Ambas son enfermedades terribles, pero con sus diferencias. De ésta última prácticamente no se habla. Nos centramos en los grandes éxitos conseguidos mediante el diagnóstico precoz y el tratamiento del cáncer de mama. Son muchos y debemos sentirnos profundamente orgullosos y agradecidos a todos los equipos involucrados en la investigación y tratamiento; pero ninguna de los dos es de color de rosa, ni una gripe larga, como mucha gente te dice, cuando te encuentras en esta situación. Siempre hay personas en el entorno que tienden a quitarle importancia, bien por ignorancia, bien por miedo. Me gustaría dejar claro que no es la forma de ayudar al paciente ni a sus allegados. Ambas son enfermedades duras, los tratamientos machacan físicamente y también mentalmente. Hay que darle la importancia que tiene e intentar ponerse en el lugar del otro, “empatía” tan en boga últimamente.

El diagnóstico de cáncer de mama es tremendo, pero hoy en día hay muchos tratamientos y la supervivencia a los 5 años supone más del 80%. El diagnóstico de cáncer de mama metastásico resulta devastador, las palabras “no tiene cura”, resultan implacables.

Asociación de Cáncer de Mama Metastásico

Investigando por internet, buscando información, y puede que consuelo, llegué a la página de la Asociación de Cáncer de Mama Metastásico (www.cancermamametastasico.es), conformada por pacientes de CMM, que tiene cuentas muy activas de Facebook (Asociación Cáncer de Mama Metastásico), Twitter (@CMMetastasico) e Instagram (@cancermamametastasico); donde todas ellas comparten sus experiencias, su día a día; sus temores, sus altos y bajos. Creo que realizan una labor digna de admiración, ya que, además de darse apoyo mutuamente, dar visibilidad y normalizar esta enfermedad, colaboran económicamente con la investigación sobre el cáncer de mama metastásico, así que no podía dejar de nombrarlas en este texto. Su lema es #másinvestigaciónparamásvida.

Hay que decir que en esta enfermedad, como en todas, cada paciente es un caso, así que, personalmente, intentamos mirar hacia todas las mujeres que han logrado cronificar su enfermedad y que se mantienen con una relativa buena calidad de vida, incluso hasta más de 10 años. Siempre hay esperanza, y por supuesto, hay mucha investigación en marcha. Esperemos que en unos años se consiga la curación.

Infografía facilitada por Novartis y Asociación de Cáncer de Mama Metastásico

María José Jiménez Muñoz
Farmacéutica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *