EL CÁNCER ENTRÓ EN MI VIDA

Soy licenciado en Farmacia, MBA y tengo 55 años, mi esposa también es farmacéutica, tenemos dos hijos. Hemos vivido entre Barcelona y Madrid y viajado por más de 40 países.

He trabajado 30 años en grandes multinacionales. Novartis cuando era Ciba, Pharmacia&Upjohn luego absorbida por Pfizer donde continué y 5 años en la dirección general de Fagron Ibérica, laboratorio líder mundial especializado en formulación magistral para farmacias.

Un día, hace ya 5 años, contactó conmigo una mujer extraordinaria, vino al laboratorio porque quería proponernos desarrollar fórmulas específicas para ayudar a los pacientes oncológicos. Comentamos que en los tratamientos a pacientes oncológicos se había avanzado mucho en quimio, radio, inmunoterapia, cada día hay pequeños avances científicos para frenar la enfermedad, pero ¿qué pasa con lo que “rodea” a la enfermedad? ¿quién piensa en los efectos colaterales? Los efectos secundarios a veces, son dolorosos y a veces perjudican el pronóstico. Producen una gran afectación de la calidad de vida. Muchos de ellos se pueden prevenir.

Reconozco que en ese momento no sabía nada de oncología y, aunque lo que contaba era interesante, en el laboratorio trabajábamos con miles y miles de productos y todos los días recibíamos propuestas interesantes para desarrollar.

Ella insistía e insistía, pero el proyecto estaba parado.

De repente, algo cambió totalmente mi percepción del cáncer. A mi mujer, en una revisión rutinaria, le diagnosticaron cáncer de mama. En ese momento sentí que la vida nos daba un vuelco, nunca pensamos que “nos tocaría” a nosotros. Decidí acompañar a mi mujer en todo el proceso, en todas las visitas, en todas las situaciones a las que nos teníamos que enfrentar y lo hicimos juntos.

Recuerdo perfectamente la sensación de vacío, ¡¡¡no sabía nada sobre el cáncer!!!. ¿En que asignatura lo estudiamos en la carrera? No recordaba en absoluto haber estudiado más allá de unas células que se reproducen anormalmente y que pueden hacer metástasis. Poco más sabía. Tantos años en el sector farmacéutico y no podía ayudar a mi mujer en casi nada. No sabía nada para poder acompañar a mi mujer ni nada que me sirviera a mí, su pareja y cuidador.

Empecé a informarme, a preguntar mucho a todos los médicos, hasta notar la impaciencia en las miradas. Era difícil resolver todas las preocupaciones que nos invadían. Buscábamos por internet. Había tanta información y desinformación que era difícil concluir nada. Era inacabable. Contactamos con alguna asociación de pacientes. Hacen, sin duda, una extraordinaria labor a nivel humano, pero necesitábamos mucho más.

¿Porqué no preguntar a mi farmacéutico? ¿Porqué no pensé en mis colegas con los que tengo tanta confianza?. Estudiaron conmigo, están todos los días asesorando en sus farmacias,…pero, cuando lo intenté, me di cuenta que estaban igual que yo. No sabían cómo acompañar a un paciente oncológico durante su tratamiento.

Me acordé de aquella mujer increíble que me proponía desarrollar productos pensados para los pacientes en tratamiento oncológico. La llamé, hablamos horas. Ahora sí entendí toda la problemática de los daños colaterales. Qué diferente se ven las cosas según la orilla en la que te encuentras. Ahora sí presté verdadera atención a los matices. Ahora sí entendí las necesidades más delicadas de los pacientes oncológicos.

El cáncer necesita un tratamiento médico, pero el paciente necesita mucho más. No todo es salvarle la vida al paciente. Se puede hacer mucho más.

Los tratamientos son duros, te pueden salvar la vida pero también generan una gran cantidad de efectos secundarios. Conociéndolos y anticipándonos podemos gestionarlos mucho e incluso evitarlos. No esperemos que aparezcan y se compliquen. Estos efectos secundarios no siempre son tan evidentes.

Encontramos mujeres con problemas de sequedad vaginal que no saben que son un efecto secundario de su tratamiento del cáncer. No saben que lo pueden prevenir.

Es frecuente, mucho más de lo que puede parecer, que los pacientes desarrollen una depresión, y tengan actitudes que no les beneficiarán, incluso, en algunos casos, llegando a abandonar los tratamientos.

Mi mujer sobrevivió. Tuvo numerosos efectos secundarios que, estamos seguros, pudimos minimizar su intensidad. Uñas, caída del cabello, síndrome mano-pie, fatiga, neuropatía periférica, subida de colesterol, aumento de peso,…

De esto hace sólo cuatro años y junto a esa mujer pionera que nos ayudó tanto, Montse Abanades, iniciamos un proyecto ambicioso, para que las farmacias fueran un importante punto de apoyo más para los pacientes oncológicos. Un proyecto mediante el cual las farmacias con todo su personal están sensibilizadas, formadas y actualizadas para acompañar a los pacientes y a sus cuidadores durante y después del tratamiento del cáncer.

Creamos Hydroskin Oncology, una empresa con corazón, que acompaña con rigor a los pacientes que nos contactan. Estamos formando farmacias en toda España. El último año pudimos acompañar a más de 15.000 pacientes que, con la ayuda de las aproximadamente 200 farmacias que ya son Unidades Hydroskin Oncology en nuestro país, están aconsejando a los pacientes y haciendo una labor asistencial silenciosa, pero de gran utilidad. Facilitan el apoyo necesario para que los pacientes conozcan y adapten sus pautas de autocuidado y se anticipen, con prevención, a los efectos secundarios, mejorando así su calidad de vida.

Ayudar a los pacientes oncológicos quizás no es algo que puedan hacer todas las farmacias pero, sin duda, hay muchas que están haciendo una gran labor asistencial. ¡Nosotros creemos que son las mejores farmacias del país!

Gracias a todos los que nos habéis ayudado a hacer posible este sueño. Miles de pacientes se están asesorando en las farmacias Unidades Hydroskin Oncology con nuestro respaldo, con todo nuestro equipo multidisciplinar detrás. Les orientamos sobre alimentación oncológica, fisioterapia oncológica, estética oncológica, psico-oncología, deporte oncológico, segundas opiniones, etc…

Hemos incorporado oncólogos, nutricionistas, médicos, fisioterapeutas y farmacéuticos a nuestro comité científico. Hemos llegado a acuerdos con asociaciones de pacientes, hemos crecido espectacularmente en redes sociales con publicaciones que alcanzaron 140.000 visualizaciones en pocos días. Estamos empezando también en México, Italia, Chile, Bélgica, Francia e Irlanda. Estamos orgullosos de los socios protectores que nos están ayudando a llegar donde no podríamos solos. Asociaciones profesionales, hospitales, grupo de farmacias, colegios de farmacéuticos, están sumando con nosotros para hacer este proyecto una realidad.

Todos los pacientes son asesorados gratuitamente, sin pedir hora, cerca de sus domicilios, en la farmacia. Pueden contactarnos on-line también, tanto las farmacias como los pacientes. En definitiva, creemos, esperamos y deseamos que estemos contribuyendo con nuestra pequeña aportación a humanizar y apoyar a los pacientes oncológicos. Con seguridad también estamos salvando vidas.

Cada día nos damos cuenta de que aumenta el número de personas que desarrollan algún cáncer. Raro es conocer a alguien que no tenga un caso en su familia o amigos. Todos los recursos de la sanidad se quedan cortos. ¡De momento los farmacéuticos vamos sumando! ¡Los farmacéuticos nos estamos movilizando! ¡Hay 675.000 pacientes con cáncer que nos necesitan! ¡El número sigue aumentando! Aumentan la incidencia y la prevalencia. Nos queda mucho camino por recorrer.


Queremos llegar a todos los pacientes desde las farmacias. Que nadie sufra un efecto secundario por falta de información o prevención. Que ningún paciente quede sin asesorar en la farmacia sobre su autocuidado durante y después del proceso oncológico. Su higiene, su hidratación, el cuidado de sus mucosas, su alimentación, actividad física, prevención del linfedema, prevención de mucositis,…pueden ayudarle.

¿No es increíble que estos pacientes y sus familiares se informen más en la peluquería, en la herboristería, en internet, que acudiendo a una farmacia bien formada en oncología?

¡Lo conseguiremos!

Juan Manuel Martín
Farmacéutico
Co-founder & Partner Hydroskin Oncology
Facebook: @HydroSkin
Instagram: @hydroskin_oncology

www.hydroskinoncology.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *