¿QUÉ NECESITAN LOS PACIENTES DE CÁNCER DE MAMA DE UN FARMACÉUTICO COMUNITARIO?

¿Qué necesitan los pacientes de cáncer de mama de un farmacéutico comunitario? En dos palabras: empatía y mucha formación.

El cáncer de mama es la enfermedad con mayor incidencia y principal causa de muerte en mujeres a nivel mundial. Dada su incidencia y mortalidad, es considerado actualmente como un severo problema de salud pública, lo que le constituye en una gran amenaza a la salud de las mujeres, así como un desafío para los sistemas de salud y la sociedad en general.

¿Cómo afrontamos este desafío desde la farmacia comunitaria?

Para mí hay dos puntos de acción fundamentales: por un lado está el trabajo que realizamos con el enfermo oncológico, y en la otra cara de la moneda está la persona sana que debe saber prevenir la enfermedad en la medida de lo posible. Estoy hablando de actuación farmacéutica ante el paciente con cáncer de mama y de educación sanitaria para la prevención del cáncer de mama.

ACTUACIÓN FARMACÉUTICA EN CÁNCER DE MAMA: ¿QUÉ NECESITA EL PACIENTE?

La respuesta, a priori, es más sencilla de lo que parece: Necesita que le hagamos nosotros a ellos mismos esta pregunta. Necesita que rompamos tabúes y hablemos de cáncer, no necesita nuestra compasión. Sin embargo, lo que si necesita es nuestra empatía, nuestro conocimiento y un poco de nuestro tiempo. Necesita su tiempo. Por lo tanto, lo que nosotros necesitamos es grandes dosis de saber ponernos en su pellejo y tener una formación actualizada y de calidad en la materia.

El paciente de cáncer de mama que entra a nuestras farmacias es, en su grandísima mayoría, mujer; y además, hay ciertos patrones o situaciones derivadas de la enfermedad y/o los tratamientos oncológicos que se van a repetir y que debemos saber anticiparlos y tratarlos. Desde mi punto de vista, el abordaje debe ser doble, me explico: por un lado, se abordará la dolencia en sí, y por otro las consecuencias a nivel anímico y psicológico que esto conlleva, porque no hay que olvidar que estos pacientes tienen una carga emocional muy densa y unos tratamientos muy duros, y esta parte, es extensible a los cuidadores y familiares, a los que tampoco hay que perder de vista.

Comencemos pues a conocer al paciente y sus necesidades:

Su piel:

Hay muchos efectos secundarios de los tratamientos, pero unos de los más importantes y predecibles son los que ocurren a nivel cutáneo, y es que la piel sufre una gran embestida a consecuencia de los tratamientos. Es por eso que, desde el servicio de dermofarmacia, debemos protocolizar uso de geles de higiene tipo syndet desde el diagnóstico de la enfermedad, así como hidratantes corporales con agentes reparadores y antipruriginosos. Es conveniente también recomendar la suspensión de uso de productos cosméticos con agentes irritantes, sobre todo aquellos que se usan para el cuidado facial, tales como retinoides, alfahidroxiácidos o despigmentantes. La medida en la que la piel se resienta puede suponer una gran diferencia en la calidad de vida de los pacientes y mermar mucho el estado de ánimo, así como desafiar adherencia a los tratamientos y por tanto el éxito de estos. Con los tratamientos oncológicos la piel se presenta más sensibilizada y vulnerable, por lo tanto, aunque sea una obviedad, hay que concienciar en el buen uso del protector solar.

Su pelo:

En los tratamientos contra el cáncer de mama es frecuente que las pacientes pierdan el vello corporal y del cuero cabelludo. Podrán quedar parcial o totalmente calvas y perder, por ejemplo, el pelo de las cejas. Hago hincapié en esto porque es importante estar prevenido y mentalizado para que el susto sea menos, y además poder ir pensando en alternativas como pelucas o pañuelos. En el servicio de dermofarmacia se puede incluir asesoramiento en cuanto al maquillaje correctivo, y hacer talleres para que las pacientes aprendan a corregir ellas mismas y cómodamente en casa estos cambios.

Menopausia precoz:

Los tratamientos hormonales a los que están sometidas les producen una menopausia precoz, con todo lo que ello conlleva, y convirtiéndose esto en un punto clave en el abordaje de estos pacientes en la farmacia. Además, en muchos casos, los tratamientos se siguen tomando largos periodos de tiempo y dado que son medicaciones con sus efectos secundarios, hay que seguir motivando al paciente para fomentar la adherencia al tratamiento.

Cambios corporales:

Hay muchos otros cambios a nivel corporal. Desde una pérdida de la mama tras una mastectomía, sobre todo en los casos en los que por diferentes motivos no se ponen implantes en el mismo momento. Hay pacientes que aumentan mucho de peso, dolor de articulaciones e incluso también refieren una pérdida de la líbido.

Estado nutricional:

Desde la farmacia hay que mimar también el estado nutricional del paciente. Lo más importante es recalcar la importancia de una dieta completa, equilibrada y suficiente y especialmente apetecible. Si el estado nutricional es preocupante, los suplementos de tipo proteico pueden ser una alternativa para completar la dieta.
Con respecto a la recomendación de suplementos, hay que tener especial cuidado y nunca recomendar nada que no haya sido consensuado y aprobado previamente por el médico, ya que en muchos casos pueden afectar a la efectividad y al éxito de los tratamientos, como es el caso de los antioxidantes, del tipo que sean.
Los probióticos y prebióticos, siempre y cuando el médico lo autorice, podrían ser una opción a considerar ya que mejoran la permeabilidad del intestino y mejoran la absorción de nutrientes y controlando así también las deposiciones líquidas en caso de que las hubiera.
En el caso del cáncer de mama, existen suplementos que debemos hacerle saber al paciente que nunca podrá consumirlos, es el caso de las isoflavonas están siempre contraindicadas en el paciente de cáncer de mama.

ACTUACIÓN FARMACÉUTICA EN CÁNCER DE MAMA: EDUCACIÓN SANITARIA Y PREVENCIÓN:

Creo firmemente en el papel de la farmacia como un lugar ideal desde donde ejercer un fuerte impacto en la prevención de enfermedades y promoción de la salud de nuestra comunidad, lo que está intrínsecamente relacionado con la mejora de la calidad de vida de los pacientes. En el caso del cáncer de mama no es algo diferente. La información es poder, y el conocimiento es la herramienta para poder hacer las cosas mejor.
Desde las farmacias se pueden realizar campañas de sensibilización para la prevención del cáncer de mama. Para poder educar en prevenir, debemos conocer los factores de riesgo de la enfermedad. Como en todos los casos, existen factores de riesgo sobre los que no podemos actuar y factores de riesgo sobre los que sí, y es aquí donde radica la esperanza de estas campañas. Aunque es muy importante también saber dar a conocer esos factores de riesgo sobre los que no podemos actuar.

En el caso del cáncer de mama, se han de realizar dos tipos de campañas con un enfoque ligeramente diferente:

Por un lado, una campaña de PREVENCIÓN PRIMARIA: se trata de aquella dirigida a evitar las causas o actuar sobre ellas. Debería orientarse a un público adolescente y que éstos conozcan cuanto antes los factores de riesgo de la enfermedad e integren como consecuencia de ello unos hábitos de vida saludable (alimentación, deporte, etc.) ya que es importante para prevenir el cáncer de mama. Desde la farmacia, además, se debe fomentar que a partir de la pubertad se protocolicen las visitas al ginecólogo.
Los puntos de interés en esta campaña son la educación en la autoexploración mamaria, el control del consumo de anticonceptivos orales, promover visitas regulares a médicos especialistas y analíticas pertinentes. Además, promover la práctica de ejercicio físico diario y una buena alimentación como hábitos de vida saludables, limitar el consumo de alcohol, hablar del tabaco como factor de riesgo. También hay que educar en aumentar el periodo de lactancia materna, en la medida de lo posible y controlar la obesidad, especialmente a partir de menopausia. Una parte interesante de estas campañas es la parte de desmentir bulos, tales como ciertos ingredientes cosméticos contenidos en los desodorantes incrementan el riesgo de cáncer de mama o que dormir con sostén aumentan el riesgo de esta enfermedad por oprimir los canales linfáticos.

Por otro, la complementaria: PREVENCIÓN SECUNDARIA, que se trata de una ventana de oportunidad, ya que lo que se pretende es diagnosticar la enfermedad en un periodo silente en el que aún no se manifiestan síntomas. La prevención secundaria va dirigida a mujeres entre 45 y 69 años. El método de cribado que se propone a nivel mundial, en mujeres en esta franja de edad, es la realización de mamografías. Desde la farmacia, además de informar sobre todas las medidas de prevención primaria, se debe fomentar la adhesión a estos programas de cribado, además de insistir en la autoexploración mamaria.

PARA TERMINAR…
Quiero aprovechar unas últimas líneas para agradecer al equipo de #Juntosxelcáncermama y @juntosportusalud y a nuestro capitán Ishoo Budhrani por empujar iniciativas tan necesarias como esta, cuyo fin es acercar la farmacia más asistencial al paciente oncológico, por el que estoy segura que mucho podemos hacer desde nuestra cruz verde.

Carmen Díaz Toledo
Farmacéutica

Bibliografía:
Aguilar, M., González, E., Álvarez, J., Padilla, C. A., Mur, N., López, G., y Valenza, M. (2010). Lactancia materna: un método eficaz en la prevención del cáncer de mama. Nutrición Hospitalaria, 25(6), 954-958.
Aguilar, M., Neri, M., Mur, N., y Gómez, E. (2013). Influencia del contexto social en la percepción de la imagen corporal de las mujeres intervenidas de cáncer de mama. Revista Nutrición Hospitalaria, 28(5), 1453-1457.
DeSantis, C., Siegel, R., Bandi, P., y Jemal, A. (2011). Breast cancer statistics, 2011. CA: A Cancer Journal for Clinicians, 61(6), 409-418.
Mejía-Rojas ME, Contreras-Rengifo A, Hernández-Carrillo M. Quality of life in women treated with chemotherapy for breast cancer in Cali, Colombia. Calidad de vida en mujeres con cáncer de mama sometidas a quimioterapia en Cali, Colombia. Biomedica. 2020;40(2):349-361. Published 2020 Jun 15. doi:10.7705/biomedica.4971

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *