EL CÁNCER EN PERSONAS JÓVENES: DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO

¿QUÉ ES EL CÁNCER?

El cáncer en sí engloba más de 200 tipos de enfermedades diferentes. Hay que tener en cuenta, que esto es debido a que cada cáncer puede tener características totalmente diferentes a otros y tratarse, así como enfermedades independientes. En muchos casos cada cáncer tienes sus causas, su evolución y sus tratamientos específicos.

Como hemos comentado, aunque sean consideraras enfermedades diferentes, tienen un factor en común. Y es que todas las células cancerosas adquieren la capacidad de multiplicarse y diseminarse por todo el organismo sin control.

Cuando en la célula se alteran sus mecanismos de control e inician una división incontrolada, se produce un tumor o nódulo.
Los tumores pueden ser benignos, que son aquellos que no tienen la capacidad de invadir o destruir otros órganos.

O bien pueden ser tumores malignos, con capacidad de invadir tejidos y órganos de alrededor (infiltración) e incluso trasladarse y proliferar en otras partes del organismo (metástasis). Este tipo de tumores son los que se clasifican como Cáncer.

En España el cáncer es una de las principales causas de morbi-mortalidad.
Solo en España en el año 2029 se diagnosticaron 277.000 casos de cáncer. De estos 277.000 casos, 108.000 aproximadamente corresponden a menos de 65 años.

EL CÁNCER EN PERSONAS JÓVENES

En muchas ocasiones nos sorprenden tanto en Oficina de farmacia como en nuestra vida, o en la de nuestros conocidos por desgracia diagnósticos de cáncer en edades jóvenes.

La prevalencia de cáncer en mujeres jóvenes es ligeramente superior que en hombres. Conforme aumenta la edad, estas cifras van equiparándose, llegando a un punto en que hay más prevalencia en hombres que en mujeres.

Puede dar la falsa sensación de que padecer cáncer es algo que puede ocurrirnos a partir de los 60 años. Es cierto que la edad es un factor de riesgo importante para padecer algunos tipos de cáncer. Esto se constata por datos estadísticos del programa Surveillance, Epidemiology, and End Results del NCI, donde se ha visto que la edad media de un diagnóstico de cáncer es de 66 años.

Debido a estos datos, el cáncer siendo adolescente o un adulto joven, tiene un diagnóstico más difícil y difuso.

Si uno es joven y acude al médico, seguramente una de las últimas causas que se consideren sería el padecer cáncer. Por suerte, padecer esta enfermedad a estas edades es poco frecuente, pero a la vez dificulta su diagnóstico y a que la sintomatología puede ser parecida a una enfermedad diferente.

En muchos casos, la detección de cáncer en personas jóvenes es totalmente fortuito. Ya que se acude al médico por alguna otra dolencia o problema y el doctor detecta un posible cáncer.

Entre los tipos de cáncer más comunes en adultos jóvenes se encuentran: tumores cerebrales, cáncer de mama, cáncer de cuello de útero, cáncer colon rectal, leucemia, Linfoma no Hodgkin y de Hodgkin, cáncer de ovario, cáncer de testículo, melanoma, cáncer de tiroides, etc.

Recibir un diagnóstico de cáncer en cualquier etapa de la vida, es un duro golpe y para lo que no se está preparado en ningún caso. Pero en estas circunstancias, que además es una de las opciones más remotas, y se está en una de las mejores edades para hacer cualquier tipo de actividad, desarrollo profesional y personal, puede ser devastador.

Es muy importante, que, una vez recibido el diagnóstico, se busque a un oncólogo especializado en cánceres en adultos jóvenes. Esto se debe a que el tratamiento varía en función del tipo de cáncer y la etapa, y la salud en general del paciente.

Además del tratamiento para el propio cáncer en sí, es muy importante el acompañamiento psicológico del paciente oncológico. Conocer la enfermedad y saber el tratamiento que se recibirá en muchos casos ayuda a tener una actitud más positiva delante de la enfermedad.

El tratamiento según el tipo de cáncer en estas edades puede ser el mismo que para un paciente pediátrico por las características de este, o bien pueden utilizarse tratamientos iguales a los de un adulto de más edad.

CONCLUSIONES

Como ya hemos comentado anteriormente, el diagnóstico muchas veces puede ser dificultoso y en muchas ocasiones fortuito.
Por eso es muy importante encontrar a un oncólogo especialista en cáncer para personas jóvenes que sepa como manejar la enfermedad.
También es muy importante el acompañamiento psicológico en estos pacientes ya que debido a la edad en muchas ocasiones es difícil hacerse a la idea del posible cambio de vida y consecuencias que puede tener el cáncer.
Si se es joven y se sospecha de un posible cáncer, es importante acudir al médico y no desistir en que encuentren un diagnóstico adecuado.

Sandra Valledepz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *