LA CONDENA INVISIBLE

En Enero del 2021 la infección por SARS-CoV2 ha registrado 85 millones de casos y casi 2 millones de muertes en todo el planeta.En España el INE ha extrapolado que las defunciones por COVID19 en 2020 suponen el 20,9% del total de defunciones en el país, superando a los tumores (20,4%). 16

Con el principal objetivo de frenar el brote del virus en cada pueblo, ciudad y país, los mandatarios han determinado medidas de salud pública como la distancia social o los encierros domiciliarios, situación que ha afectado a muchas actividades clínicas, así como el aspecto emocional y consciente de la población sobre el resto de patologías, se ha apagado el foco de atención sobre cáncer, su prioridad ha sido relegada a un segundo plano. 1

Sabemos que los pacientes con cáncer que desarrollan COVID-19 tienen una alta probabilidad de mortalidad por lo que no solo se deben tomar medidas preventivas para reducir el riesgo de COVID-19 en pacientes oncológicos y manejar de manera óptima a aquellos que contraen la infección10, también se debe volver la mirada a la patología independientemente del la COVID19.
Debemos volver a poner el cáncer sobre la mesa, volver a mostrar atención mediática, hospitalaria y ambulatoria al paciente oncológico, redirigir los recursos necesarios para una atención sin demora de estos pacientes y frenar de este modo la hemorragia interna que no hemos sido capaces de ver, tal vez, hasta que sea tarde para muchos.

A través de una serie de artículos científicos y de opinión voy a exponer la situación actual del cáncer y del paciente oncológico, la pandemia de la COVID19 lo ha cambiado todo, el cáncer no es una excepción.

Desde el inicio de la pandemia a principios de 2020, se ha puesto considerable énfasis en las implicaciones para los pacientes con cáncer tanto en términos de su vulnerabilidad al virus como la posible reducción en la atención médica. La COVID19 está re-modelando la oncología práctica, ensayos clínicos y prestación de atención oncológica en general, y esos cambios pueden durar mucho más allá del corto o medio plazo de la pandemia activa. 7
Los testimonios de los pacientes afectados por las demoras son desalentadores, “Esta misma mañana me llamaba una chica que lleva meses esperando una neurocirugía, un caso grave. Le han anulado varias veces la cita y ahora se la han puesto para noviembre de 2021. Así que ya no está en la lista de espera, pero tiene que seguir esperando”. Neurocirugía acumulaba en junio una espera de 211 días. “Muchas veces me despierto por las noches del dolor, pero parece que no le importa nadie porque no es COVID19”, La media nacional hasta junio era de 170 días para una cirugía, 55 más que en 2019. Además, el 33,8% de los pacientes lleva más de seis meses esperando, el doble que hace un año (15,8%).13

Un total de 356 centros de 54 países de seis continentes participaron en un estudio entre el 21 de abril y el 8 de mayo de 2020. Estos centros atienden a 716,979 nuevos pacientes con cáncer al año. La mayoría de ellos (88,2%) reportaron enfrentarse desafíos en la prestación de atención durante la pandemia. Aunque el 55,34% redujo los servicios como parte de una estrategia, otras razones comunes incluyeron un sistema sobrecargado (19,94%), falta de protección personal equipamiento (19,10%), escasez de personal (17,98%) y acceso restringido a medicamentos (9,83%). Al menos, un 10% de los pacientes se perdieron un ciclo de terapia en un 46,31% de los centros. Los participantes informaron de la exposición a daños por la interrupción de la atención específica del cáncer (36,52%) y la atención no relacionada con el cáncer (39,04%), y algunos centros estiman que hasta el 80% de sus pacientes estuvieron expuestos a daños.8

Para el paciente es importante comprender el objetivo de la terapia y que su plan de tratamiento coincide con ese objetivo. ¿Es para curar el cáncer, prolongar la duración de la vida o para mantener la calidad de vida?. Es más importante que nunca estar informado y comprender cómo el tratamiento que selecciona afecta los resultados en comparación con otras opciones de tratamiento o ningún tratamiento en absoluto. 14

Las anécdotas no son dogma terapéutico, ni deben serlo, pero que sirva este ejemplo para ilustrar la situación “Un amigo cardiólogo me habló de una mujer de unos 70 años con factores de riesgo cardiaco que desarrolló presión en el torax y dificultad para respirar. Cuando se presentó en el hospital se determinó que necesitaba ser intubada urgentemente, la radiografía reveló un edema intersticial y se convirtió en una “Posible COVID19”, mientras su equipo esperaba los resultados de la prueba su nivel de troponina aumentaba, lo que normalmente hubiera supuesto una angiografía coronaria de urgencia tuvo que ser retrasado por la incertidumbre sobre los resultados de su prueba covid. El resultado fue negativo, la paciente fue sometida a una angiografía coronaria urgente que reveló una obstrucción coronaria aguda, pero para entonces ella ya había desarrollado un shock cardiogénico progresivo, finalmente murió. 4

Los pacientes en protocolos oncológicos experimentales tanto paliativos como curativos tienen un gran interés en permanecer en los mismos y en que se desarrollen nuevos, pero todo ello corre peligro ya que estos ensayos requieren muchos recursos económicos y de personal clínico, así como de camas y equipos 3,no han sido pocos los ensayos que se han cancelado o paralizado. 19

La financiación de la investigación es una preocupación importante, especialmente para la investigación del cáncer en el futuro debido al impacto que la pandemia ha tenido en las organizaciones benéficas. Se necesitan convocatorias de financiación de respuesta rápida para apoyar la investigación así como un enfoque más coordinado por parte de los gobiernos, la industria y las propias organizaciones benéficas para alinear mejor sus estrategias de financiación.6

Según el Instituto Nacional del Cáncer de USA la pandemia de la COVID19 resultará en casi 10.000 muertes adicionales debido a cáncer de mama y cáncer colorectal durante la próxima década. Esta es una predicción basada en un retraso de unos 6 meses en la detección de la patología, lo que es una estimación conservadora, si nos demoramos más podrá ser incluso peor. Tampoco se han tenido en cuenta otros tipos de cáncer ni las consecuencias de las comorbilidades asociadas. 5

En el mes de mayo el Observatorio del Cáncer de la AECC elaboró un estudio en el que se presentaba el impacto psicosocial provocado por el COVID19, al 34,3% de la población con cáncer el confinamiento le ha provocado ansiedad y depresión. Otros datos preocupantes reflejaban que un 8,96% declaraba que la situación económica había empeorado mucho; hasta el punto de haber contraído deudas o haber tenido que pedir ayuda económica. En otro informe publicado en Diciembre el número de pacientes de cáncer nuevos bajó un 21% durante el confinamiento, la pandemia está suponiendo un descenso tanto en el número de nuevos diagnósticos como en el inicio de nuevos tratamientos en la población con cáncer.12

En resumen, la COVID19 está cambiando la oncología en general, tanto para el paciente presente y futuro como para los clínicos e investigadores, y no solo en el terreno clínico, también en el socioeconómico. Los ensayos de investigación están en serio riesgo y de ellos depende la evolución de los futuros tratamientos, de ellos dependen muchas vidas. El diagnóstico de nuevos pacientes de cáncer bajó un 21% durante el confinamiento y esto solo se puede traducir en un diagnóstico tardío y peor pronóstico para ese porcentaje de pacientes todavía no diagnosticado.

Debemos volver a poner el foco sobre el cáncer, su investigación, detección, diagnóstico, tratamiento y seguimiento, balancear la atención de la COVID19. Las medidas preventivas que se están tomando para mitigar la pandemia suponen un enorme riesgo para el aumento de la morbi y mortalidad de los pacientes oncológicos, es necesario visibilizar el problema y no mantener a estos pacientes, conscientes o no de su patología, en una “condena invisible”. Es necesaria una coordinación precisa entre gobierno, laboratorios e instituciones para optimizar los recursos a invertir en telemedicina, centros de control y seguimiento, campañas de detección, investigación en nuevas terapias y ayudas económicas y socio sanitarias al paciente oncológico y su entorno.

Dr. Guillermo Estrada Riolobos
Coordinador Grupo Respiratorio y Tabaquismo SEFAC
Vocal Investigación y Docencia COF Toledo
Vocal Ejecutiva SEFAC Castilla la Mancha

Bibliografía:

1.- Cancer and coronavirus disease 2019; how do we manage cancer optimally through a public health crisis?. Eduard Vrdoljak a, Richard Sullivan, Mark Lawler . European Journal of Cancer 132 (2020) 98e99 Available online 18 April 2020

2.- Collateral damage: the impact on cancer outcomes of the COVID-19 pandemic. Amit Sud, Michael Jones y colaboradores. medRxiv preprint doi: https://doi.org/10.1101/2020.04.21.20073833; this version posted April 29, 2020.

3.- Cancer Research Ethics and COVID-19. ANDREW G. SHUMAN,a,b REBECCA D. PENTZ. The Oncologist 2020;25:458–459 www.TheOncologist.com. AlphaMed Press 2020

4.- The Untold Toll — The Pandemic’s Effects on Patients without Covid-19. Lisa Rosenbaum, M.D.. n engl j med 382;24 nejm.org June 11, 2020. DOI: 10.1056/NEJMms2009984

5.- COVID-19 may lead to 10,000 excess deaths due to breast, colorectal cancers. June 23, 2020. Disponible en: https://www.healio.com/news/hematology-oncology/20200623/covid1…ay-lead-to-10000-excess-deaths-due-to-breast-colorectal-cancers

6.- COVID-19 and cancer research. Nature. Published online: 26 June 2020. British Journal of Cancer (2020) 123:689–690; https://doi.org/10.1038/s41416-020-0960-1

7.- The Paradoxical Effects of COVID-19 on Cancer Care: Current Context and Potential Lasting Impacts. Alex Broom1, Katherine Kenny1, Alexander Page1, Nicole Cort2, Eric S. Lipp2, Aaron C. Tan3, David M. Ashley2, Kyle M. Walsh2, and Mustafa Khasraw1,2. Published OnlineFirst August 18, 2020; DOI: 10.1158/1078-0432.CCR-20-2989

8.- Impact of the COVID-19 Pandemic on Cancer Care: A Global Collaborative Study. Abdul Rahman Jazieh, MD, MPH1; Hakan Akbulut, MD2;y cccolaboradores. . Accepted on August
24, 2020 and published at ascopubs.org/journal/go on September 28, 2020: DOI https://doi. org/10.1200/GO.20.00351

9.- The immuno-oncological challenge of COVID-19. Lisa Derosa1,2,3, Cléa Melenotte1,2,4,5, Franck Griscelli1,6, Bertrand Gachot1,7, Aurélien Marabelle1,2,3, Guido Kroemer 8,9,10,11,12 and Laurence Zitvogel. Nature Cancer. Published online: 2 October 2020https://doi.org/10.1038/s43018-020-00122-3

10.- A global effort to understand the riddles of COVID-19 and cáncer. Vivek Subbiah. Nature Cancer | VOL 1 | Octo ber 2020 | 943–945 | www.nature.com/natcancer. Published online: 9 October 2020 https://doi.org/10.1038/s43018-020-00129-w

11.- Impact of COVID-19 Pandemic on Cancer Research. Cancer Cell 38, November 9, 2020 593 . Leonard Zon. Ana P. Gomes. William G. Cance. Antoni Ribas. David Tuveson. Sophie Postel-Vinay, Christophe Massard, and Fabrice Barle y colaboradores.

12.- Impacto de la COVID19 en la atención hospitalaria: El número de pacientes de cáncer nuevos bajó un 21% durante el confinamiento. por AECC | Dic 21, 2020. Disponible en: https://blog.aecc.es/diagnosticos-cancer-coronavirus/

13.- Las operaciones bajan pero los retrasos se disparan: “Lo que no es covid no importa”. 20/11/2020 – 17:39 Actualizado: 21/11/2020. Marta ley, María Zull. . Disponible en: https://www.elconfidencial.com/espana/2020-11-20/lista-espera-ccaa-covid-retrasos_2842007/

14.- Cancer Treatment During COVID-19 – What You Need to Know. M.D. 12/2020. CancerConnect.com. 25 Diciembre 2020

15.- Cancer/Covid-19 Research Summit. National Cancer Research Institute, 2 Redman Place, London, E20 1JQ- Cancer Research UK. NCRI. 12 November 2020.

16.- Defunciones según la Causa de Muerte. Avance enero-mayo de 2019 y de 2020. Disponible en: https://www.ine.es/prensa/edcm_ene_may_19_20.pdf

17.- Tan AC, Ashley DM, Khasraw M. Adapting to a pandemic: conducting oncology trials during the SARS-CoV-2 pandemic. Clin Cancer Res 2020;26: 3100–3.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *