QUIMIOTERAPIA: EFECTOS SECUNDARIOS Y CÓMO CONTRARRESTARLOS

QUIMIOTERAPIA: EFECTOS SECUNDARIOS Y CÓMO CONTRARRESTARLOS

¿Sabías que 1 de cada 2 hombres y 1 de cada 3 mujeres tendrán cáncer a lo largo de su vida?1 Las posibilidades de que nos afecte a nosotros o a alguien cercano son muy altas. En la mayoría de los casos, estos tumores se pueden tratar y se consiguen altos porcentajes de curación. Parte de ese tratamiento es la QUIMIOTERAPIA, y hoy vamos a hablar de esta palabra tan temida, lo que nos causa y de lo que podemos hacer para estar lo mejor posible.

¿Qué es la quimioterapia?

Es un tratamiento enfocado a eliminar las células tumorales. Esto que suena tan fácil, es todo un reto. Cuando tenemos una infección bacteriana, por ejemplo, estas bacterias son completamente diferentes a nuestras células, por lo que es relativamente sencillo encontrar la forma de matarlas con un antibiótico sin que nos dañe a nosotros.

Pero…¿y con un tumor?.

Pues está formado de células de nuestro cuerpo, con sutiles diferencias pero al fin y al cabo, nuestras. Las quimioterapias se centran en eliminar preferentemente el cáncer, pero, debido a la similitud con nuestras células normales, los efectos secundarios son inevitables.

¿Y en qué se diferencia una célula tumoral de una sana?

Principalmente en su rápido crecimiento y su capacidad para inducir la formación de vasos sanguíneos que les aporten oxígeno y nutrientes. Estas células ignoran las señales de muerte celular programada y no son detectadas como defectuosas por nuestro sistema inmune. Invade otros tejidos y consume muchos recursos2. Por tanto, los medicamentos que afecten al crecimiento celular o a las células que consumen más recurso, serán buenos anticancerígenos, pero afectarán a los tejidos de nuestro cuerpo que se renuevan con más rapidez.

Estos tejidos de más renovación y que por tanto, suelen verse más afectados son:
• Médula ósea: células que producen sangre
• Folículos pilosos: producen pelo
• Células de la boca y tracto digestivo.

Efectos secundarios más comunes

Cada tipo de quimioterapia puede presentar unos efectos secundarios diferentes y estos pueden aparecer o no según cada persona. Vamos a hablar de los más frecuentes, que suelen ser transitorios y desaparecen al terminar la quimioterapia3,4:

• Fatiga y debilidad física: entumecimiento, hormigueo.
• Úlceras en boca y garganta (mucositis) /alteración de los sabores
• Pérdida del cabello
• Náuseas y vómitos y alteraciones intestinales
• Alteraciones sanguíneas (anemia, disminución de plaquetas)
• Cambios en la piel y las uñas: sequedad y cambio de color
• Cambios de peso

A continuación vamos a ver más de cerca algunos de ellos y de cómo podemos mejorar nuestra calidad de vida durante la quimio.

Combatir los efectos secundarios de la quimioterapia

No vamos a engañarnos, no es agradable recibir quimioterapia, pero actualmente tenemos muchas formas de contrarrestar los efectos secundarios y llevarlo lo mejor posible.

Fatiga y debilidad física

Estar más cansado es completamente normal, no sólo por la quimio, sino por la carga psicológica que produce tener un cáncer. En muchas personas, la fatiga no es incapacitante, es decir, pueden hacer una vida prácticamente normal pero un poco más relajada.

Para contrarrestar la fatiga física, es importante mantener una buena alimentación, hacer ejercicio (dentro de tus posibilidades) y mantener buenos hábitos de sueño. Si sufres ansiedad y/o insomnio, puede que necesites medicación para ello. En ocasiones, se pueden tomar también suplementos nutricionales, pero es importante que lo consultes con tu equipo médico, ya que algunos podrían reducir los efectos de la quimio5.

La debilidad física no suele ser un efecto secundario grave, pero es cierto que puedes necesitar ayuda para llevar las bolsas de la compra o abrir un bote de cristal. También para llevar a cabo tareas que requieran cierta precisión, como coser. La sensibilidad se ve alterada y tenemos las manos entumecidas.

Más que el hecho de no poder hacer algunas tareas, el problema es que nos recuerda que estamos enfermos, y esto afecta anímicamente a los pacientes. De nuevo, la solución pasa por aceptar las limitaciones (que son transitorias) y dejarnos ayudar.

Problemas en la boca: mucositis

Inflamación de la mucosa de la boca, garganta y esófago, pudiendo llegar a salir llagas dolorosas. Suele aparecer 4 o 5 días después de empezar la quimio y puede dificultar la ingesta de alimentos6.

En ocasiones, pueden ocurrir candidiasis (infección de C. albicans) debido también a la debilidad del sistema inmune como consecuencia de la quimio. Aparecen placas blancas en la cavidad bucal. Produce irritación y una sensación algodonosa en la boca. En ese caso, debe tratarse mediante medicamentos antifúngicos7.

Por suerte, se puede conseguir que mejore. Algunos consejos son:

• Aumentar la higiene dental, cepillarse tras cada comida usando un cepillo de cerdas suaves y una pasta para cuidado de las encías.
• El uso de irrigadores bucales funciona muy bien para extremar la higiene y cuidar las encías.
• Los productos con ácido hialurónico forman una película sobre las encías, calmando el dolor, protegiendo y acelerando la desinflamación y curación. Los hay en gel, spray e, incluso en enjuague. Según la zona afectada, elegiremos uno u otro. ¡Pregúntale a tu farmacéutico!

Durante la quimio, también podemos sentir los sabores alterados, con un gusto metálico. Incómodo, pero sin más problemas que el no poder disfrutar bien de la comida. Pero tener una buena alimentación es importante, así que cuida tu dieta.

Pérdida de cabello:

Este efecto secundario está asociado a la mayoría de las quimioterapias y, por suerte, es temporal. Generalmente, el cabello se cae alrededor de a las tres semanas de recibir la quimio. Aunque no es un efecto secundario grave para la salud, tiene una gran repercusión psicológica en el enfermo, que recuerda su situación cada vez que se mira a un espejo8.

Además, perdemos un gran porcentaje de calor corporal por la cabeza, así que llevar pelucas, gorros o pañuelos no es sólo un tema estético, especialmente en invierno.

Durante la quimio, podemos perder también el pelo de las cejas. Para contrarrestarlo, lo mejor es el maquillaje. Actualmente hay lápices de cejas fáciles de utilizar y con acabado muy natural.

Náuseas y vómitos:

Los medicamentos quimioterápicos son detectados por nuestro cuerpo como sustancias extrañas que se deben eliminar, y una de las vías es mediante el vómito. Pueden ocurrir al poco de recibir el tratamiento o algunos días después.

En general, se tratan mediante medicamentos contra las náuseas, que pueden administrarse junto con la quimio o en casa durante los días siguientes.

Tener algún episodio aislado de vómitos, puede ser normal dentro de la situación, pero no lo es si es algo continuo. Estar hidratados y bien nutridos es fundamental. Si te ocurre, consulta a tu equipo médico. En general, basta con reajustar la medicación para que la situación mejore9.

Alteraciones en la sangre:

La quimioterapia afecta a la médula ósea, que es la encargada de producir las células de la sangre. Esto hace que éstas disminuyan causando los siguientes efectos10:

Anemia: descenso de glóbulos rojos, encargados de llevar oxígeno a los tejidos corporales. Hace que nos sintamos más cansados de lo habitual.

Leucopenia: descenso de leucocitos, células de nuestro sistema inmune. Esto nos hace más propensos a sufrir infecciones. Generalmente, antes del nuevo ciclo de quimio se hace un análisis de sangre donde se cuantifican. Si están demasiado bajos, el riesgo de infección se considera elevado y puede ser necesario retrasar el nuevo ciclo de quimioterapia. También, existen fármacos que pueden ayudar a la producción de leucocitos para evitar retrasar la quimio. El oncólogo evaluará la mejor opción.

Descenso de plaquetas: las plaquetas son las responsables de la coagulación de la sangre y evitan que nos desangremos cuando hay una herida. Podemos sufrir hematomas (moratones) y sangrado con gran facilidad.

Por desgracia, los efectos de la quimio en la sangre no pueden prevenirse, pero está bien entenderlos para comprender por qué nos retrasan la quimioterapia o por qué nos salen moratones.

Quimioterapia y calidad de vida
Está claro que recibir quimio no es agradable y produce efectos secundarios, pero no hay que olvidar que precisamente se da porque salva muchas vidas. Aunque influye en nuestra calidad de vida, hay cosas que sí podemos mejorar, así que consulta con tu equipo de sanitarios para llevarlo lo mejor posible. ¡Recuerda que tu farmacéutico también está ahí para ayudarte y asesorarte!

EVA MARTÍN BOTE
Adjunta de la Farmacia Óptica Juan XXIII (Paseo Juan XXIII, 22, Madrid)
Instagram: @farmaopticajuan23

BIBLIOGRAFÍA:
• https://seom.org/seomcms/images/stories/recursos/NdP_Dia_Mundial_2017.pdf
• https://www.cancer.gov/espanol/cancer/naturaleza/que-es#:~:text=Una%20diferencia%20importante%20es%20que,c%C3%A9lulas%20cancerosas%20no%20lo%20hacen.
• https://www.cancer.net/es/desplazarse-por-atenci%C3%B3n-del-c%C3%A1ncer/c%C3%B3mo-se-trata-el-c%C3%A1ncer/quimioterapia/efectos-secundarios-de-la-quimioterapia
• https://www.cancer.org/es/tratamiento/tratamientos-y-efectos-secundarios/tipos-de-tratamiento/quimioterapia/efectos-secundarios-de-la-quimioterapia.html
• https://www.cancer.net/es/asimilaci%C3%B3n-con-c%C3%A1ncer/efectos-f%C3%ADsicos-emocionales-y-sociales-del-c%C3%A1ncer/manejo-de-los-efectos-secundarios-f%C3%ADsicos/fatiga
• https://www.fcarreras.org/es/blog/mucositis
• https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/oral-thrush/symptoms-causes/syc-20353533
• https://www.mayoclinic.org/es-es/tests-procedures/chemotherapy/in-depth/hair-loss/art-20046920
• https://www.cancercare.org/publications/115-nauseas_y_vomitos_inducidos_por_la_quimioterapia
• https://www.aecc.es/es/todo-sobre-cancer/tratamientos/efectos-secundarios/alteraciones-medula-osea#:~:text=La%20quimioterapia%20afecta%20a%20la,hematomas%20que%20han%20surgido%20espont%C3%A1neamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *