CÁNCER DE MAMA: TRATAMIENTOS

Después de un diagnóstico de cáncer determinar qué tratamiento es el más adecuado no es sencillo, un equipo multidisciplinar de profesionales trabajarán de forma conjunta para que el paciente reciba el tratamiento individualizado acorde con las características de la enfermedad que padece.

En la elección del tratamiento van a influir entre otros, el tamaño del tumor, si ha afectado a los ganglios linfáticos y si se ha diseminado o no a otros órganos. La finalidad del tratamiento es curar el cáncer, evitar que se propague y en ocasiones aliviar los síntomas.

Los tratamientos más frecuentes son:

CIRUGÍA.
• RADIOTERAPIA.
• QUIMIOTERAPIA.
• HORMONOTERAPIA.
• TERAPIAS DIRIGIDAS.
• INMUNOTERAPIA.

CIRUGÍA

MASTECTOMÍA.

Consiste en la extirpación completa de la mama, junto con areola y pezón.

CIRUGÍA CONSERVADORA.

Tumorectomía, se extirpa el tumor y parte del tejido sano que lo rodea.
Cuadrantectomía en este caso se elimina una cuarta parte o un cuadrante de la mama.

Después de una cirugía conservadora siempre se realiza radioterapia.
Independientemente de la cirugía que se aplica, se valora también el estado de los ganglios axilares. Es el lugar donde primero se suele diseminar el tumor. Para ello puede realizarse una biopsia selectiva del ganglio centinela o una linfadenectomía.

BIOPSIA DEL GANGLIO CENTINELA.

Este ganglio es el primero que recibe el drenaje linfático del tumor y por tanto el primero afectado en el caso de que el tumor disemine.
Si al analizarlo no se detectan células tumorales, no hará falta extraer más ganglios.
Si hay presencia de células tumorales se procederá a una linfadenectomía.

LINFADENECTOMÍA.
Consiste en la extirpación de algunos ganglios linfáticos axilares para determinar si existen o no células tumorales y administrar el tratamiento más adecuado. Es la forma de saber si el tumor se ha diseminado.

• RADIOTERAPIA

Es una terapia que utiliza radiaciones ionizantes para destruir las células malignas. Es un tratamiento local en una zona concreta del cuerpo.

Aunque puede atacar al tejido normal, el tumoral suele ser más sensible a estas radiaciones.
La radioterapia puede ser de dos tipos:

RADIOTERAPIA RADICAL O CURATIVA.

Utiliza dosis más altas de radiación en tratamientos largos.
En el caso del cáncer de mama se utiliza después de la cirugía con el fin de eliminar las posibles células malignas que hayan podido quedar (Radioterapia adyuvante) o para reducir el tamaño del tumor y hacer más fácil así la cirugía (Radioterapia neoadyuvante).

RADIOTERAPIA PALIATIVA.

Utiliza las dosis más bajas de radiación necesarias para aliviar el dolor, de duración corta y con pocos efectos secundarios.

• QUIMIOTERAPIA.

Es el conjunto de fármacos utilizados para destruir las células tumorales o impedir su crecimiento descontrolado. También llamados antineoplásicos. Estos tratamientos además afectan a las células sanas, sobre todo las que crecen más rápidamente provocando una serie de efectos secundarios.
Se puede administrar después de un tratamiento inicial como puede ser la cirugía (Tratamiento adyuvante) o antes del tratamiento, para reducir el tumor previo a la cirugía (Tratamiento neoadyuvante)

Según el tipo de cáncer y el grado de diseminación se combinarán unos fármacos u otros. En la elección del tratamiento se tendrá en cuenta también la salud de la persona, la edad, la respuesta a tratamientos previos, etc.
La quimioterapia se administra en forma de ciclos y la frecuencia de estos depende del fármaco que se administre.

• TERAPIA HORMONAL

Se utiliza en el tratamiento de cáncer de mama dependiente de hormonas. Algunos tumores respondes a cambios hormonales favoreciendo su crecimiento. Los ovarios producen estrógenos y progesterona. Las células tumorales tienen receptores para estas hormonas que pueden ayudar a que crezca el tumor.

El tratamiento hormonal en estos pacientes impide que esas hormonas se unan a los receptores presentes en las células del tumor.

Tipos de tratamiento hormonal:
• Bloqueo de la función de los ovarios. Para que los ovarios no produzcan estrógenos, se pueden extirpar o bloquearlos mediante fármacos, los ANÁLOGOS O INHIBIDORES DE LH-RH.

• Bloqueo de la producción de estrógenos. En mujeres post-menopáusicas el cuerpo emplea una enzima llamada aromatasa para producir estrógenos. Los fármacos utilizados son los denominados INHIBIDORES DE LA AROMATASA.

• Bloqueo de los efectos de los estrógenos. Los FÁRMACOS MODULADORES SELECTIVOS DE LOS RECEPTORES DE ESTRÓGENOS (SERM) se unen a receptores de estrógenos simulando su actividad pero con efectos antiestrogénicos.

• TERAPIAS DIRIGIDAS

Son terapias biológicas que se dirigen contra una estructura molecular específica de la célula tumoral, la reconocen y la atacan de forma selectiva sin afectar a las células sanas. Las terapias biológicas dirigidas tienen acción citostática y la quimioterapia acción citotóxica.
Su objetivo es detener el tumor, o retrasar su crecimiento, impedir que se propague a otros tejidos y/o estimular el sistema inmunitario para combatir las células cancerosas.

Anticuerpos monoclonales, Identifican sustancias presentes en las células tumorales necesarias para su crecimiento y las atacan. Se administran de forma intravenosa y subcutánea. Suelen darse combinados con la quimioterapia.


Inhibidores de tirosin kinasas. Bloquean señales que el tumor necesita para crecer. Se administran vía oral.

Inhibidores de las ciclinas dependientes de kinasas. Bloquean unas proteínas responsables del crecimiento del tumor implicadas también en la resistencia a la hormonoterapia. Se administran en combinación con la hormonoterapia.

Inhibidores de mTOR. Influyen en una proteína y en los vasos sanguíneos necesarios para el crecimiento del tumor.

Inhibidores de PARP. Bloquean la reparación del ADN de las células tumorales de forma que estas mueren porque no pueden reparar sus errores. Se administran en los cánceres de mama con mutaciones en los genes BRCA.

• INMUNOTERAPIA.

Esta terapia consiste en utilizar sustancias del propio organismo o producidas en el laboratorio para que sea el propio sistema inmune del paciente el que pueda combatir con el cáncer.

El tratamiento del cáncer de mama es una labor multidisciplinar, distintas especialidades trabajan de forma conjunta para ofrecer al paciente la mejor opción.

Además debe individualizarse a cada caso, se hará teniendo en cuenta la edad del paciente, su estado general, el estado hormonal (premenopausia, menopausia), la localización del tumor, el estadio de la enfermedad, los receptores hormonales del tumor, el grado de las células o la positividad para algunos factores biológicos (por ejemplo Her2). También si además existen otras enfermedades, por lo que el tratamiento será diferente en cada paciente.

Julia Bella Iranzo
Farmacéutica adjunta en Farmacia A. Casterá Rosario
Miembro del Grupo de Oncología de Asprofa
Máster Propio en Atención Farmacéutica y Continuidad Asistencial de la Prescripción: Coordinación entre Niveles Asistenciales (Hospitalaria, Primaria y Comunitaria).

BIBLIOGRAFÍA:

Tratamiento


https://www.cdc.gov/spanish/cancer/breast/basic_info/treatment.htm
https://seom.org/seomcms/images/stories/recursos/infopublico/publicaciones/cancer_mama.pdf
https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-seno/tratamiento/cirugia-del-cancer-de-seno/cirugia-de-ganglios-linfaticos-para-el-cancer-de-seno.html
https://seom.org/info-sobre-el-cancer/cancer-de-mamahttps://www.aecc.es/es/todo-sobre-cancer/tipos-cancer/cancer-mama/tratamiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *