RECOMENDACIONES ANTES Y DESPUÉS DE LA CIRUGÍA DE CÁNCER DE MAMA.

El cáncer de mama se origina cuando un grupo de células que conforman la glándula mamaria, comienzan a crecer de forma rápida y descontrolada, de tal manera que terminarán formando un tumor y puede dar lugar a una masa palpable y/o a cambios en el contorno de la mama.

En la actualidad el cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer entre las mujeres españolas, representando el 30% de los tumores en las mismas. Son diagnosticados 32.000 nuevos casos por año y la mayoría se diagnostican entre los 50 y 69 años (1).

A pesar de éstas cifras, que pudieran resultarnos alarmantes, la mortalidad por cáncer de mama se ha reducido gracias a las nuevas investigaciones, avances en los tratamientos y cribado. La supervivencia media relativa tras cinco años de enfermedad (después del diagnóstico y tratamiento de la misma) es del 89.2% (2).

El tratamiento del cáncer de mama, incluye diferentes opciones, en función de varios factores (tipo de cáncer, estadio, tamaño, patologías previas). Por tanto, será individualizado para cada paciente, buscando la mayor tasa de supervivencia y con el menor número de secuelas posibles. En él intervendrá un equipo de profesionales multidisciplinar (oncólogos, cirujanos, patólogos y radiólogos entre otros).

Entre dichas opciones de tratamiento se encuentra la Cirugía, a la que se someten la mayoría de casos. El tipo de cirugía dependerá del tipo de tumor, de la localización, del tamaño, extensión y de la opciones de tratamientos individualizadas para cada paciente y su decisión.

PRINCIPALES TÉCNICAS QUIRÚRGICAS EN LA CIRUGÍA DEL CÁNCER DE MAMA.

TUMORECTOMÍA: Cirugía conservadora de mama, que tiene por finalidad extirpar el cáncer y tejidos anormales que lo rodeen. Su realización dependerá del tamaño del tumor, de la localización y del tamaño de la propia mama (3).

MASTECTOMÍA: Cirugía radical cuando la extensión tumoral o el tipo de cáncer no permite cirugía conservadora, destinada a la eliminación de toda la mama que presenta cáncer, en ocasiones ganglios linfáticos situados debajo de la axila y también tejidos cercanos. En estos casos puede realizarse reconstrucción mamaria en el mismo momento de la cirugía o tras la finalización de todos los tratamientos necesarios (4).

BIOPSIA GANGLIO CENTINELA: Se denomina ganglio centinela, a la primera estación de drenaje de una región linfática, que sería invadida por las células tumorales (5). Previa a la realización de la técnica quirúrgica, se procede a la inyección de un marcador (isótopo radioactivo y/o colorante) cerca del tumor o zona subareolar, en el servicio de medicina nuclear. Posteriormente en quirófano, el cirujano utilizando una sonda gamma localizará el ganglio centinela, procediendo a su extirpación para análisis por parte del servicio de anatomía patológica. Si el resultado es NEGATIVO (el ganglio centinela no tiene cáncer), no será necesaria la realización de la Linfadenectomía axilar (resección de todos los ganglios linfáticos de la axila), evitando una de las principales complicaciones asociadas, el Linfedema (acumulación de líquido linfático en el tejido adiposo, provocando edema del brazo intervenido).


Imagen: Sonda Gamma comprobando ganglio centinela durante intervención quirúrgica.

BIOPSIA GUIADA CON ARPÓN: En aquellos casos, en los que las lesiones de mama nos son palpables, son de pequeño tamaño o con microcalcificaciones, previa a la realización de la cirugía, se procede a la colocación de un “arpón” más marcaje del sitio de incisión más adecuado (menor trayecto hasta la lesión) por parte de la unidad de radiodiagnóstico. De tal manera que sirvan como guías para la exéresis en el quirófano por parte del cirujano (6). Posteriormente, la muestra será enviada para nuevo control a la unidad de radiodiagnóstico, con la finalidad de comprobar que los bordes se encuentran libres de lesión y al servicio de anatomía patológica.

RECOMENDACIONES PREVIAS A LA CIRUGÍA.

El momento de enfrentarse a la cirugía, supone un momento de gran estrés y ansiedad; por lo que resolver las dudas relacionadas con la anestesia, la intervención quirúrgica, pruebas diagnósticas, posible pronóstico, complicaciones, circuito perioperatorio, etc, es fundamental. Ayudará a que el paso por el quirófano sea más llevadero y no se convierta en una experiencia desagradable, unida a la situación de incertidumbre y angustia que se vive tras el diagnóstico del cáncer de mama. Por eso, no se debe dudar nunca en preguntar a los profesionales sanitarios que se encargan de la asistencia y cuidados.

Después de la cirugía, no podrá realizar las actividades de la vida diaria con normalidad, es importante que cuente con gente cercana que le ayude en su cuidado.

Algunas recomendaciones previas:

– Alimentación saludable siempre, pero especialmente en las semanas previas a la intervención: consumo de alimentos ricos en vitamina C, en hierro, en calcio, en fibra, consumo de pescado y evitar carnes rojas. Mantener una hidratación adecuada.

– Continuar realizando ejercicio físico si su estado general se lo permite. Recomendable la realización de ejercicio aeróbico. Ej: caminar a diario 30 minutos.

– No fumar: Si fuma, intente dejarlo antes de someterse a la cirugía. El dejar de fumar cuatro semanas antes, reduce el riesgo de complicaciones cardiopulmonares y las relacionadas con la cicatrización de la herida quirúrgica (7). En el caso de que no pueda hacerlo, al menos reduzca el hábito y no fume 24 horas antes de la cirugía.

– No consumir alcohol al menos 24 horas antes de la cirugía.

– Tomar sólo los medicamentos que los profesionales sanitarios le han indicado, no tomar complementos ni otras sustancias que no le hayan recomendado.

– No rasurar ni eliminar el vello de la zona a intervenir. En caso que sea necesario, lo harán en el momento de la preparación para la cirugía.

El día anterior a la cirugía:

– Prepare toda la documentación necesaria para su identificación e ingreso hospitalario (tarjeta sanitaria, DNI, consentimientos informados, informes médicos y medicación que toma a diario).

– Prepare las cosas que necesite para su uso personal durante el ingreso hospitalario.

– Deje en casa los objetos de valor y quítese los objetos metálicos. Si utiliza algún tipo de prótesis (gafas, audímetro, dentadura postiza) prepara donde poder guardarla, pues se la retirarán antes del paso a quirófano.

– Mantenga el ayuno preoperatorio que le han indicado (6-8 horas), tanto para alimentos sólidos como líquidos. En el caso que tenga que tomar medicación la mañana de la cirugía, hágalo con una pequeña cantidad de agua.

– Retire el esmalte de uñas y realice una correcta limpieza de las mismas.

– Realice una ducha, que incluya el cabello la noche anterior y mañana de la cirugía. Si le han entregado una solución específica para ello, lea las instrucciones de uso y aplíquela. Del mismo modo, realice un correcto cepillado y enjuague de dientes.

– No mastique chicle, el mismo día de la cirugía, ya que aumenta la producción de saliva, el volumen estomacal y podría aumentar la acidez de su estómago.

RECOMENDACIONES DESPUÉS DE LA CIRUGÍA.
Antes de la vuelta a casa tras la cirugía, es necesario que queden claros todos los aspectos relacionados con los cuidados y su recuperación; por eso no dude en preguntar cualquier duda que se le pudiera plantear. Las recomendaciones variarán en función del tipo de cirugía que le hayan realizado y la necesidad de tratamientos posteriores.

A modo general:

– Continuar manteniendo una dieta equilibrada y correcta hidratación.

– No realizar movimientos bruscos ni coja pesos con el brazo de la mama intervenida.

– Tomar el tratamiento médico tal y como se lo indicaron.

– Mantener la herida quirúrgica limpia y seca. En caso de sangrado o signos de infección (enrojecimiento, piel caliente, inflamación) consulte con los profesionales sanitarios.

– Realizar masajes circulares con crema hidratante alrededor de la herida quirúrgica, para evitar la creación de adherencias durante el proceso de cicatrización.

– Después del momento de la ducha, secar bien la herida quirúrgica y vuelva a curar con clorhexidina. Su enfermera de referencia seguirá el proceso de cicatrización.

– Utilizar prendas que no opriman la herida quirúrgica ni el pecho intervenido.

– En caso de dolor intenso que no cede con el tratamiento prescrito consultar con los profesionales sanitarios.

– Intentar volver a las actividades de la vida diaria, tan pronto como sea posible. En el caso de una tumorectomía esto será posible antes.

Como mencionaba con anterioridad, una de las complicaciones de la cirugía de mama en el caso de vaciamiento de la cadena linfática o mastectomía es la aparición de Linfedema, su prevención es fundamental y para ellos es necesario que sigan las indicaciones de los profesionales sanitarios y los ejercicios de fisioterapia de forma disciplinada. Algunas recomendaciones y cuidados a tener en cuenta de forma general serán.

Por último, recomendar la Guía de Ejercicios para Prevenir el Linfedema, de la Escuela de Pacientes, perteneciente a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, para poder realizar en casa y con dibujos ilustrativos.

Charo Merino Ruiz.
Enfermera de Quirófano.
(@charo_79)

Bibliografía:
(1) “Oncoguía SEGO: Cáncer Infiltrante de mama. Guías de práctica clínica en cáncer ginecológico y mamario. Publicaciones SEGO, Juny 2017. Disponible en: https://www.semnim.es/grupos_trabajo/viewer/getAnnex/349

(2) Las cifras del cáncer en España. Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) 2018. Disponible en:
https://seom.org/seomcms/images/stories/recursos/Las_Cifras_del_cancer_en_Espana2018.pdf

(3) American Cancer Society. Septiembre 2017. Cirugía con conservación de la mama (tumorectomia). Disponible en: https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-seno/tratamiento/cirugia-del-cancer-de-seno/cirugia-con-conservacion-del-seno-tumorectomia.html

(4) Sociedad Española de Oncología Médica. Marzo 2017. Cáncer de mama. Cirugía. Disponible en: https://seom.org/info-sobre-el-cancer/cancer-de-mamashowall=&start=12

(5) Manual de Práctica Clínica en Senología. Edición 2010. Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria. Disponible en: http://www.sespm.es/archivos/LIBRO-MANUAL-SESPM-2010.pdf

(6) Martínez Gálvez, María y cols. Biopsia guiada por arpón de lesiones de mama no palpables o y no ecovisibles: una modificación técnica. Cirugía Española. Vol.76 (1) Julio 2004. Pag. 1-60. Disponible en: http://www.elsevier.es/es-revista-cirugia-espanola-36-articulo-biopsia-guiada-por-arpon-lesiones-S0009739X04723520

(7) Thomsen T, Villebro N, Møller AM. Interventions for preoperative smoking cessation. Cochrane Database of Systematic Reviews 2014, Issue 3. Art. No.: CD002294. Disponible en: https://www.cochranelibrary.com/es/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD002294.pub4/full/es#CD002294-abs-0004

1 comentario en “RECOMENDACIONES ANTES Y DESPUÉS DE LA CIRUGÍA DE CÁNCER DE MAMA.

  1. Excelente información. Para ayudar a otras mujeres que se estarán con el diagnóstico y/o el tratamiento. Yo fui operada en el 2013 y gracias a Dios estoy muy bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *