CÓMO AFECTA EL CÁNCER A LA SALUD SEXUAL DE LAS MUJERES. BIENVIVENCIA

Dra. Mercedes Herrero Conde
MD, PhD, Ginecóloga y Sexóloga de www.saludsexualparatodos.es y Gine4 www.gine4.es

Cuando la palabra cáncer aparece, tu vida se siente amenazada. Todo tú eres fragilidad. Pacientes, sanitarios, familia y amigos tienen como objetivo único la supervivencia. Además todos queremos resolver pronto y de la mejor manera la enfermedad que nos acecha.

La buena noticia es que las tasas de supervivencia son cada vez mayores. Pero las consecuencias de los tratamientos suelen quedar en un segundo plano. La salud sexual de las mujeres con cáncer se ve afectada. Los posibles efectos son muy variados. Dependen del tipo de tumor, el órgano al que afecten, la extensión del mismo, y los cambios duraderos de algunos de los tratamientos.

Aquí surgió la idea de la “bienvivencia” una palabra inventada. Ojalá se vuelva oficial de tanto usarla. El objetivo de la oncología del siglo XXI debe ir más allá de la supervivencia, creo que todos nos hemos de implicar en acercarnos lo máximo posible a la bienvivencia.

La salud sexual es salud
La salud sexual es un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia. Según la definición de la OMS.
https://www.who.int/topics/sexual_health/es/
Esto aplica a personas con o sin pareja, y de cualquier orientación sexual.

La sexualidad no es solo coito vaginal. El universo sexual es mucho más amplio, si dejamos que afloren: las caricias, las fantasías, la estimulación propia o mutua, los momentos de intimidad, los juegos, las risas, y todo lo que podamos imaginar, el universo se amplía y las posibilidades con él.

El mayor órgano sexual es el cerebro. Por eso la angustia, e incluso la depresión del principio, tras el cáncer, actúan como inhibidores de la actividad sexual.

Pueden existir desórdenes sexuales previos hasta en un 35% de los hombres y 50% de las mujeres. En estos casos no se puede atribuir al cáncer todas las dificultades, es importante preguntarlo antes del tratamiento.

Hace falta información
El hecho sexual no se suelte tener en cuenta en las historias clínicas, ni forma parte de las entrevistas médico-paciente, salvo algunas excepciones.
Muchas mujeres notarán:
• Pérdida del deseo.
• Problemas para ser madres por la enfermedad.
• Cambios en sus necesidades anticonceptivas.
• No reconocerse con su nueva imagen corporal.
• Dificultades físicas en algún tipo de relaciones sexuales.
• Miedo por desconocer cómo es su cuerpo tras el cáncer.
• Pérdida de autoestima que les retrae del disfrute sexual.

Esto aplica a cualquier tipo de tumor, aunque parezca que solo afecte a los del aparato genital.
Objetivo BIENVIVENCIA

Hoy se celebra el Día Europeo de la Salud Sexual, desde la iniciativa JuntosXporelcáncer queremos que se sepa que el cáncer no es el final de la vida sexual.

Desde el inicio de Salud Sexual para Todos, las mujeres de mi consulta, que habían pasado un cáncer, me pusieron en alerta. “Nosotras necesitamos información sobre este tema”.

Este es uno de los objetivos de nuestro proyecto www.saludsexualparatodos.es. Los voluntarios que creamos contenidos somos sanitarios. Esta vez lo queremos hacer haciendo partícipes a las mujeres y a sus parejas. Quiero aprovechar este altavoz para que vosotros nos digáis qué necesitáis.

Propuesta de temas a tratar:
Información sobre los cambios sexuales debido al cáncer: pérdida de deseo, inseguridades, tendencia a evitarlo, ansiedad y miedos.
Repercusiones en la reproducción: maternidad tras el cáncer y necesidades anticonceptivas.
Qué posibilidades habrá para una nueva maternidad tras la enfermedad. Necesidad de congelar ovocitos. Tiempo de espera hasta intentar un embarazo.
Se está protegida contra el embarazo con los tratamientos. Qué métodos anticonceptivos se pueden usar y por qué.
• Riesgos de infecciones de transmisión sexual debido a la disminución de defensas por los tratamientos o preexistentes.
Cambios físicos debidos a los tratamientos: cirugía, quimioterapia, radioterapia, otros medicamentos.
Cómo afectan a nuestros órganos y su implicación en las relaciones sexuales. Si son cambios permanentes o transitorios. Trucos para hacerlos más llevaderos.
Aparición de la menopausia y sus soluciones.
Puede aparecer de manera brusca, en caso de cirugía, o de manera gradual con algunos fármacos.
Qué síntomas son normales esperar y cómo mitigarlos.
Se puede o no usar terapia de sustitución con hormonas, en forma de medicamentos.
Dificultades sexuales de su pareja.
Nuevo rol del compañero o compañera sexual. Tendencia al proteccionismo y evitación de encuentros sexuales. Disfunciones sexuales por miedos a hacer daño o no estar a la altura.
Asumir la nueva realidad.
Las cicatrices tras las cirugías. La ausencia de mama tras una mastectomía. La pérdida del pelo por la quimioterapia, o la presencia de bolsas o dispositivos externos secundarios a los tratamientos, hacen también más complicado generar un clima de confianza para dar rienda suelta a la pasión.

Pueden necesitar modificar sus prácticas sexuales previas, adaptándolas a su nueva anatomía o necesidades.

Mis pacientes siempre me insisten que lo que más les ayuda a asumir estos cambios es la comunicación con su pareja y el sentido del humor. Incluso alguna de ellas han comenzado alguna relación durante el tratamiento, y muchas de ellas después, a pesar de los cambios corporales.

Necesitamos vuestras opiniones y necesidades. Esto es solo una propuesta, pero el Objetivo “Bienvivencia” lo lograremos entre todos.

Escríbenos a saludsexall@gmail.com. Dinos tu tipo de cáncer, edad al diagnóstico, y qué es lo que quieres saber. Esto nos ayudará a generar el contenido que estáis necesitando. ¡Te esperamos!
Síguenos en redes sociales:
Twitter @dra_herrero y @saludsexall
Instagram @dra_herrero y @salud_sexual_para_todos
https://juntosxtusalud.com/salud-sexual-y-cancer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *