LA ONCOLOGÍA RADIOTERÁPICA AVANZA Y SIGUE SIENDO CLAVE EN LA CURACIÓN DEL CÁNCER

Con motivo del día internacional contra el cáncer, para aprender un poco más, Juntos Por Tu Salud y Por El Cáncer; me gustará hablar de uno de los principales pilares de su tratamiento que es la Oncología Radioterápica.

Con el lema “yo soy y voy a”; de la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC) para este año (1); quiero deciros que yo soy oncóloga radioterápica y que voy a curar el cáncer la mayoría de las veces, aliviar a menudo y consolar, cuidar y acompañar siempre.

¿Pero, qué es eso de la radioncología?

Mi especialidad es de relativa reciente creación. El origen de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), se inicia en la década de los sesenta; provenía de la antigua Electrorradiología ( que agrupaba a todos los que se dedicaban a la Electrología y a las diversas ramas radiológicas: Radiodiagnóstico, Radioterapia y Medicina Nuclear), pero que se separa finalmente como especialidad dedicada al tratamiento del cáncer con radiaciones ionizantes y todos los aspectos diagnósticos y terapéuticos relacionados, apoyándose en el uso de las radiaciones, la oncología, la física y la radiobiología. (2)

Sin embargo, aunque tengamos un origen común, no somos radiólogos, y la Medicina Nuclear, no es lo mismo.

¿Cómo comienza el tratamiento de los Rayos X contra el cáncer?

En 1895 el descubrimiento de los Rayos X por Wilhelm Conrad Roentgen marcó un hito en la historia de la ciencia y de la medicina, ya que su experimento supuso el inicio de la radiología y del diagnóstico por imagen. En 1898 Pierre y Marie Curie presentaron ante la Academia de Ciencias de Francia un artículo en el que hacían público que habían descubierto un nuevo elemento químico novecientas veces más radiactivo que el uranio, el radio. La radiactividad había sido descubierta por el físico francés Antoine-Henri Becquerel poco tiempo antes trabajando sobre el uranio.

Y esta radiación volvió de nuevo a revolucionar la medicina cuando se usó por primera vez para tratar el cáncer en 1899 mediante equipos de Rayos X, tubos de ortovoltaje, que tenían baja penetración en los tejidos.

Posteriormente se fabrican equipos de alta energía. Es en la década de los 50 cuando aparece la primera unidad de cobalto y en 1953 el primer acelerador lineal, que sustituye finalmente a lo largo de los años al anterior. Estas máquinas producen rayos externos de radiación, desde fuera del paciente (teleterapia) y es la técnica más utilizada en Oncología Radioterápica. Aunque según el tipo y la localización del cáncer, se pueden usar fuentes de radiación ubicadas dentro del cuerpo del paciente o directamente en el tumor. Esta última técnica llamada braquiterapia, la realiza también el oncólogo radioterápico y puede requerir anestesia local o epidural.

¿Pero cómo actúan estos maravillosos Rayos X sobre el cáncer?

La radiación en todas sus formas y a altas dosis, daña el ADN en las células cancerosas. Como las células son defectuosas, su ADN no puede ser reparado, destruyendo la capacidad de las células para dividirse y crecer, causando que mueran. Las células normales, que también están expuestas a la radiación durante el tratamiento, pueden repararse mejor porque están sanas.

Por último, otra forma de administrar radiación contra varios tipos de tumores es mediante moléculas cargadas con isótopos radioactivos que se fijan al tejido tumoral dañándolo selectivamente (pero de esto se encarga la Medicina Nuclear Oncológica en su parte terapéutica)

¿Para qué se utiliza la Oncología Radioterápica en el cáncer?

Más de 14 millones de personas en todo el mundo son diagnosticadas con cáncer cada año. Alrededor de la mitad de todos los pacientes con cáncer reciben radioterapia en algún momento durante su tratamiento.

Debemos recordar que fundamentalmente, la radioterapia se utiliza como tratamiento curativo en tumores localizados loco-regionalmente, y como tratamiento adyuvante y neo adyuvante de la cirugía, radioterapia post y pre operatoria respectivamente. Asímismo, en algunos casos, se emplea simultáneamente con la quimioterapia, en forma concomitante, sensibilizando las células tumorales al efecto de la radiación, potenciando su eliminación. Por otro lado, la radioterapia es muy útil como tratamiento paliativo para calmar el dolor y otros síntomas que pueden alterar la calidad de vida de los pacientes. (3)

¿Ha evolucionado mucho la Oncología Radioterápica?

En la actualidad, la Oncología Radioterápica apenas puede reconocerse en comparación con 1950, pero sus principios fundamentales siguen siendo los mismos: el uso más preciso y más eficaz de la radiación terapéutica en el cuidado del paciente con cáncer. Localizar la radiación y depositar la energía en forma precisa permite reducir la recurrencia y mejorar las tasas de supervivencia y la calidad de vida del paciente durante el tratamiento. (5)

Esta especialidad, involucra a un equipo humano de expertos en oncología, radiofísica y técnicos; junto con un importante equipo tecnológico. Su uso solo ha podido evolucionar en la medida en que la innovación técnica lo ha permitido. La precisión en el tratamiento sólo puede ir tan lejos como la calidad de las imágenes de diagnóstico y las capacidades de una unidad de radioterapia.

Los avances tecnológicos han mejorado en precisión, efectividad y seguridad. La Radioterapia está entrando en una nueva era. (4)

En la primera década de este milenio, la aparición de avances como la IMRT (Radioterapia de Intensidad Modulada), VMAT (Arcoterapia Volumétrica de Intensidad Modulada), SRS (Radiocirugía Esterotáctica en sistema nervioso central) SBRT (Radioterapia Esterotáctica Corporal) y los Protones; han hecho volver a sentir su presencia. Todas ellas están basadas en la administración de la radiación de manera adaptada a la geometría de la lesión.

Más recientemente, han aparecido nuevos agentes sistémicos inmunoterápicos y la manipulación del “big data”, mientras que al mismo tiempo se le da un mayor y necesario énfasis, a la seguridad y la mejora de la calidad.

Como bien dice la Comisión del Lancet (Lancet Oncology Commission); la Oncología Radioterápica sigue siendo una prioridad y hay razones para el optimismo de que se mantendrá a la par de otros sectores y ofrecerá mejores tratamientos a los pacientes en los próximos años. Se han logrado enormes avances tecnológicos en las últimas tres décadas, con el advenimiento de las invenciones de software y hardware que integran imágenes de tumores tridimensionales con métodos de administración de tratamiento altamente precisos y guiados por imagen (IGRT). En consecuencia, los pacientes tratados por neoplasias malignas comunes tienen mejor control del tumor y menos efectos secundarios que nunca; como hemos ido diciendo. (6)

En muchos casos, como los cánceres seleccionados de cabeza y cuello, pulmón, vejiga, cuello uterino y próstata, la radioterapia ofrece un tratamiento no invasivo, conservador de órganos, potencialmente curativo con resultados equivalentes a largo plazo y, a menudo, menos efectos tóxicos que los enfoques más invasivos.

La tecnología moderna de radioterapia puede proporcionar una atención de alto valor. La precisión lograda con los nuevos sistemas de tratamiento no solo reduce los efectos tóxicos, sino que también permite a los oncólogos radioterápicos, acortar el número de sesiones totales para muchos pacientes. Las técnicas estereotácticas permiten la ablación no invasiva de tumores craneales y extracraneales, desbloqueando nuevas estrategias de manejo en la enfermedad oligometastática (pacientes con un escaso número de metástasis)

En la Reunión Anual de la Sociedad Americana de Oncología Radioterápica (ASTRO) de octubre 2018, se publican los resultados del primer ensayo clínico aleatorizado de fase II, en el que los investigadores han demostrado que una forma agresiva de radioterapia de alta precisión puede aumentar considerablemente el tiempo de vida de los pacientes oligometastáticos y duplicar el tiempo que viven sin cáncer, pacientes que antes se consideraban incurables (ensayo SABR-COMET). También para algunos pacientes con cáncer de pulmón en estadio IV puede mejorar dramáticamente la supervivencia general (ensayo OLIGOMEZ). (7, 8)

¿Pero quÉ es entonces eso de la SBRT?

Se denomina Radioterapia Estereotáctica Corporal, también conocida como Radioterapia Estereotáctica Ablativa corporal (SABR). Se llama así porque administra dosis muy precisas e intensas de radiación, generalmente en 1 a 5 tratamientos en total. Con esta estrategia, el paciente recibe una dosis mucho más alta de radiación durante cada tratamiento, y solo se administran 1 a 3 tratamientos por semana. Como las dosis son tan altas, suele usarse en tumores pequeños. Ejemplos de cánceres tratados con SBRT, son cáncer de pulmón en etapa temprana o tumores pequeños en el hígado, páncreas, huesos, riñones, próstata y glándulas suprarrenales. Tanto la toma de imagen como el reposicionamiento diario tienen que ser muy precisos. (9)

La aparición de la inmunoterapia es otro campo prometedor con nuevos conceptos y sinergias junto con la SBRT. La efectividad de la radioterapia para eliminar el cáncer es probable que sea una combinación del efecto letal directo de la radiación en el tumor y, posiblemente más importante, el efecto indirecto posterior de estimular con éxito la respuesta inmune antitumoral. Esto ha iniciado la búsqueda para la dosis de radiación óptima, el fraccionamiento de dosis y la secuenciación con agentes biológicos para maximizar la sinergia con la radioterapia. (10)

¿Cuál es entonces el impacto global de la Radioterapia en Oncología?

La respuesta es salvar un millón de vidas para 2035. (11)

Sin embargo, muchos países en desarrollo enfrentan desafíos para mantenerse al día con la evolución de la tecnología y la formación de profesionales. Hay grandes inequidades sobre todo en los de ingresos medios y bajos, por lo que han aparecido nuevos proyectos globales y europeos para disminuir esta brecha utilizando estrategias y programas específicos de cada país.

Aparecen nuevas campañas coma la de “Marie Curie Legacy” iniciada por ESTRO (sociedad Europea de Oncología Radioterápica) que pretende sensibilizar sobre los beneficios de la Radioterapia. La Radioterapia está infravalorada y recomienda un plan de cinco puntos para aumentar su aceptación y solicita a todos los interesados (gobiernos y responsables de la formulación de políticas, profesionales de la salud, pacientes y sociedades profesionales, junto con fondos de investigación nacionales e internacionales) convertirse en ’embajadores de la radioterapia’ para ayudar a crear conciencia sobre los beneficios de la radioterapia y asegurar su valiosa posición en la atención integral y óptima del cáncer. (12)

A nivel Mundial GlobalRT es un movimiento para convertir la Radioterapia en una prioridad de salud global. Como una iniciativa del Programa de Jóvenes Líderes del Grupo de Trabajo Global sobre Radioterapia para el Control del Cáncer (GTFRCC), proporcionará una plataforma virtual para la educación, el intercambio y la acción en torno a la naturaleza esencial de la radioterapia para la atención del cáncer. (13)

En Latinoamérica aparece recientemente, Rayos Contra el Cáncer (RCC) proyecto de colaboración multiinstitucional sin fines de lucro para mejorar el tratamiento del cáncer en áreas de bajos recursos en todo el mundo. (14)

Sin duda, seguiremos avanzando. La Radioterapia salva vidas.

Aquellos maravillosos e invisibles rayos

Son un futuro brillante.

Luz que ilumina el camino.

Hacia la cura del cáncer.

Post escrito por Castalia Fernández @FuenteApolo


Bibliografía:

1.UICC Global Cancer Control https://www.uicc.org/

2.SEOR. Origen de la Especialidad http://www.seor.es/lasociedad/informacion/especialidad/

3.Besa De C.Pelayo Dr Radioterapia externa: lo que el médico general debe saber. Radiotherapy: what physician must know Revista Médica Clínica Las Condes Volume 24, Issue 4, July 2013, Pages 705-715 https://doi.org/10.1016/S0716-8640(13)70210-4

4.Killing More Cancer Cells than Ever Before: A New Era in Radiotherapy https://www.iaea.org/newscenter/news/killing-more-cancer-cells-than- ever-before-a-new-era-in-radiotherapy

5.ASTRO at 60: The Evolution of Radiation Oncology https://www.elsevier.com/health/journals/astro-at-60

6.Elizabeth M Jaffee et al Future cancer research priorities in the USA: a Lancet Oncology Commission . THE LANCET ONCOLOGY COMMISSION.VOLUME 18, ISSUE 11 , PE653-E706, NOVEMBER 01, 2017 http://www.thelancet-oncology.com/usa-commission/radiation-oncology/

7.SABR-COMET ASTRO18

8.OLIGOMEZ ASTRO18

9.Miriam A. Knoll, MD el al. Focal Radiation Therapy for Cancer . JAMA Oncology.Patient Page January 10, 2019 https://jamanetwork.com/journals/jamaoncology/fullarticle/2720476

10.Heiko Enderling et al. The accelerating quest for optimal radiation and immunotherapy combinations for local and systemic tumor control. Therapeutyc Radiology and Oncology. 24 August 2018. http://tro.amegroups.com/article/view/4493/5264

11.Lievens, Y., Gospodarowicz, M., Grover, S., Jaffray, D., Rodin, D., Torode, J., … Zubizarreta, E. (2017). Global impact of radiotherapy in oncology: Saving one million lives by 2035. Radiotherapy and Oncology, 125(2), 175–177. https://www.thegreenjournal.com/article/S0167-8140(17)32678-6/fulltext

12.Marie Curie Legacy https://mariecurielegacy.org/

13.Global Radonc http://globalrt.org/

14.Rayos contra el cáncer https://www.rayoscontracancer.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *