LA VACUNA DEL COVID2019, EFECTOS SECUNDARIOS EN LOS GANGLIOS AXILARES

De nuevo entramos en el mes de Octubre y con él, el mes donde se difunde más información respecto al cáncer de mama. Es la segunda celebración del Día Mundial Contra el Cáncer de Mama que celebramos en pandemia por la COVID2019.

Segundo año de pandemia.

El efecto de la pandemia en los pacientes oncológicos ha quedado patente. Se han retrasado diagnósticos evidenciando un empeoramiento en los casos diagnosticados. Seguimos necesitando transmitir que es importante acudir a los controles rutinarios y que una mamografía retrasada afecta al tamaño que diagnosticamos el cáncer. Por otro lado el colapso sanitario ha retraso tratamientos ahondando en el empeoramiento de pronóstico de los pacientes oncológicos.

En este año 2021 hemos vivido una campaña de vacunación masiva sin precedentes. Nunca antes se ha dado la ocasión de investigar aunando fuerzas para conseguir una vacuna para una enfermedad pandémica y se han puesto un número de dosis tan importante. Ante este uso masivo de esta vacuna disponemos de un número de datos masivos en cuanto su eficacia y efectos secundarios.
A estas alturas ha quedado patente que sólo gracias al desarrollo y uso de esta vacuna avanzamos hacia el control de esta enfermedad mortal para un importante porcentaje de los afectados.

Efectos secundarios de la vacuna

Los efectos secundarios de la vacuna COVID2019 han sido uno de los temas de mayor interés desde que se inició la campaña mundial de vacación al inicio de este año 2021. Quizás al principio estos efectos indeseables fueran una gran incógnita para toda la población pero poco a poco y gracias a los datos de las millones de dosis inoculadas, tenemos cada vez un retrato más real de la dimensión y variabilidad de efectos secundarios que producen.

Existían estudios al respecto de estos efectos secundarios donde se anticipaba algunos de los síntomas más comunes. Fiebre, dolor muscular, escalofríos, fatiga, dolor de cabeza e inflamación en el punto de la inyección siempre han sido los más conocidos.

Inflamación de los ganglios de la axila
Quizás uno de los síntomas que más ha sorprendido, ha sido la inflamación de los ganglios en las axilas, algo común a otras vacunas.Se ha descrito la inflamación de ganglios en la axila hasta en un 11% de las primeras dosis y un 16% de la segunda dosis, mayoritariamente de la axila en el lado de la inyección de la vacuna.
La axila actúa como motor de la respuesta inmune que se inicia a las 24h de la vacunación en las células dendríticas del músculo deltoides, donde se inyecta la vacuna. Normalmente se inocula en el brazo izquierdo (no dominante). Esta reacción genera una copia de la proteína “S” de las espículas del coronavirus que se traslada a la axila y es ahí donde se empieza a cocinar la respuesta inmune que nos protegerá. Los linfocitos T empiezan a especializarse y activan a los linfocitos B.
La respuesta inflamatoria (hiperplasia linfoide) se inicia aproximadamente a los dos días de la vacunación, se mantiene unos 10 días aproximadamente, pudiendo prolongarse hasta varias semanas.

Ganglios inflamados y pruebas de imagen.
Al margen de los síntomas que genera esta inflamación, como pueden ser el dolor, esta inflamación ganglionar afecta especialmente a las pruebas de imagen de la mama y la axila, pudiendo generar dudas de diagnóstico diferencial con una invasión maligna de los ganglios.
En el caso del diagnóstico del cáncer de mama esta inflamación es un hecho importante a tener en cuenta y también es algo que ocurre en leucemia y linfomas por lo que se considera un síntoma alarmante.
En las primeras fases de la vacunación, fue en el que el colectivo de sanitarios en el que empezamos a ver casos en nuestras unidades de diagnóstico.

Cambios en las mamas
La inflamación de los ganglios axilares puede dar lugar un bloqueo linfático que de lugar a una inflamación y retención de líquidos (edema) en la región mamaria cercana a la axila dando lugar a un aumento de densidad y trabeculación transitoria del tejido glandular asimétrico en la mamografía.
Este es un efecto mucho menos frecuente que hemos detectado en escasos caso pero que quizás pueda relacionarse con la percepción de un aumento de la talla en las mamas que han reportado algunas mujeres y que ha desencadenado en un verdadero bulo.

Recomendaciones para vacunación COVID y pruebas de imagen
Una vez empezamos a ver un número de casos significativos, se recopilaron datos y se crearon por parte de las distintas sociedades científicas una guía para evitar confusión en relación a estos ganglios inflamados.

Se contemplan principalmente tres escenarios en los que se deben tener en cuenta ciertas recomendaciones.
• En caso del estudio de mamografía para la detección precoz del cáncer de mama en mujeres asintomáticas, la recomendación es que se recoja el dato del antecedente de vacunación, fecha de vacunación, tipo de vacuna y lado en el que se ha inyectado. En estos casos se considera normal la existencia de ganglios inflamados hasta 6 semanas después de la vacunación en el mismo brazo de la vacuna. Sólo debe realizarse biopsia si se superan esas 6 semanas por lo que deberían controlarse hasta su desaparición. En caso de poder posponer la cita no se recomienda superar las 6 semanas. No queremos retrasar el diagnóstico de un posible cáncer de mama.
• En el caso de pacientes con alto riego familiar y genético se recomienda posponer el control de las mamas hasta después de seis semanas de la vacunación.
• En el caso de pacientes con cáncer de mama recientemente diagnosticado la apariencia de la linfadenitis (inflamación ganglionar) por la vacunación es muy similar al de las metástasis axilares. En el caso de la inflamación por la vacuna suele afectar a todos los niveles ganglionares axilares, desde los más superficiales a los profundos incluyendo la fosa supraclavicular. Es en estas pacientes en las que siempre se realiza una biopsia ganglionar (no se recomienda el uso de aguja fina (PAAF) para confirmar o descartar que sea la vacunación el origen de esta inflamación.

En el caso de pacientes que se controlan tras haber superado un cáncer de mama es importante descartar cualquier duda pero también, es importante seguir las recomendaciones estrictamente. Entendiendo que no es lo mismo generar una duda diagnóstica en un paciente sin antecedentes de cáncer de mama que en cualquier superviviente. Son varios los casos que vivimos de cerca al inicio de vacunación en los que hemos vivido de cerca la angustia de las pacientes es por eso que frente a la posibilidad de nuevas dosis y su recomendación preferente en pacientes oncológicos se hace imprescindible difundir esta información.

Deseo que haya sido de tu interés. Recuerda que si compartes esta publicación puedes ayudar a otras personas y evitar que se difundan bulos.

https://youtu.be/20aaqPCsT2s

PD: Ahora que los datos de pandemia mejoran y las restricciones se levantan quiero pedir que los centros sanitarios permitan al paciente oncológico acudir acompañados. Cuidar su enfermedad incluye cuidar aquellos aspectos psicológicos que le rodean. ¡No más aislamiento!

Pilar Manchón Gabás
Médico Especialista en Diagnóstico de Patologías Mamarias
Directora Unidad Mama GrupManchón Affidea
Co-Fundadora de Proyecto HURRA para la Humanización de la Radiología

BIBLIOGRAFÍA
• Recomendaciones SEDIM para manejo de mujeres con antecedente de vacunación.
http://www.sedim.es/nueva/wp-content/uploads/2021/04/
• Recommendations for managing axillary adenopathy post-COVID vaccination https://www.sbi-online.org/Portals/0/Position%20Statements/2021/SBI-recommendations-for-managing-axillary-adenopathy-post-COVID-vaccination.pdf
• Mammographic and sonographic findings in the breast and axillary tail following a COVID-19 vaccine. Clin Imaging. 2021 Jul 26;80:202-204. doi: 10.1016/j.clinimag.2021.07.015. Epub ahead of print. PMID: 34340203; PMCID: PMC8312089.Jasmine N Locklin  , Genevieve A Woodard  2 https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34340203/
• Özütemiz, C., Krystosek, L. A., Church, A. L., Chauhan, A., Ellermann, J. M., Domingo-Musibay, E., & Steinberger, D. (2021). Lymphadenopathy in COVID-19 vaccine recipients: diagnostic dilemma in oncology patients. Radiology, 210275.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *