Menopausia y cáncer de mama

Comparte este post

Menopausia y cáncer de mama
#JuntosXElCáncer
Mar Crisol. Farmacéutica Formadora COF Almería. Investigadora de Educación Sanitaria en Universidad de Almería. HealthCoach especializada en mujeres.

Alrededor de los 50 años, aparece la menopausia en la mujer. Se diagnostica de manera retrospectiva, cuando la mujer ha estado 12 meses sin menstruación. Este cese es debido a la disminución de estrógenos o lo que es lo mismo la función ovárica. A esta menopausia que surge alrededor de los 50 años se le llama menopausia natural. Sin embargo, debido a los tratamientos que existen para el cáncer, como son la quimioterapia o radioterapia, ocurre la menopausia artificial o quirúrgica. También ocurre cuando la mujer se somete a intervención quirúrgica, como es la histerectomía. Pero existen excepciones como es la menopausia precoz, que suele aparecer antes de los 40 años, por una disminución de la función ovárica. Existen factores que la hacen más probable en la mujer, como puede ser el consumo de tabaco, enfermedades inmunes, así como antecedentes familiares. Y, por otro lado, la menopausia tardía, que surge a partir de los 55 años.

Antes de que ocurra la menopausia, existe la fase de premenopausia. En esta etapa es cuando aparecen los primeros síntomas como son los sofocos o bochornos e incluso cambios de humor en la mujer. Y los ciclos menstruales suelen presentar irregularidades. A continuación de la menopausia, iría la postmenopausia. En esta fase es cuando pueden aparecer patologías como la osteoporosis, diabetes y riesgo cardiovascular.

Durante la menopausia, la mujer puede sufrir una variada sintomatología como es la somato- vegetatativa, la psicológica y urogenital. Centrándonos en los primeros, hay que destacar la presencia del síntoma más común y más molesto para la mujer como son los bochornos o sofocos. Como síntomas psicológicos, hay que destacar el cambio de humor, así como la ansiedad y depresión. Según numerosos estudios de investigación, la mujer en esta etapa es más vulnerable a sufrir depresión. En otros estudios sugieren que el bochorno que aparece por la noche, pasa a denominarse sudores nocturnos. Suelen aparecer de madrugada, dificultando la conciliación del sueño en la mujer. Esto conlleva a que la mujer sienta más cansancio y, por tanto, pueda incidir en su estado de humor.

La mayoría de diagnósticos sobre cáncer de mama, suelen ocurrir en el periodo de postmenopausia. Por ello, es de vital importancia, educar a la mujer años antes sobre lo importante que es la detección precoz de cáncer de mama, orientándola a que debe realizarse sus mamografías correspondientes y acudir siempre a las citas para revisiones ginecológicas.

Debido a que alrededor de los 50 años es cuando suele instaurarse la menopausia y, por otro lado, en la postmenopausia es cuando hay mayor incidencia de cáncer de mama, es obligatorio indicar medidas higiénico dietéticas a la mujer para poder darles las directrices que requiere la prevención del cáncer de mama. Una de estas medidas se basa en la alimentación. La ingesta correcta de calorías que eviten el sobrepeso y la obesidad, así como riesgo cardiovascular, diabetes y aparición de cáncer. Otro pilar importante desde la prevención para esta patología y otras más, es el ejercicio físico, así como la deshabituación tabáquica y cese de tóxicos como el alcohol.

Como hemos visto, la salud mental, el estado de ánimo en esta etapa de la vida es fundamental puesto que es un cambio hormonal que afecta en todos los ámbitos como son la vida social de la mujer, la vida de pareja, la vida laboral al estar más cansada, menos concentrada y por supuesto la manera de cómo llevar este tránsito. Hay que tener en cuenta que puede coincidir esta fase con que los hijos se hacen mayores, se van de casa o se van a estudiar fuera y la mujer puede sufrir el “síndrome del nido vacío”. También puede ir acompañada de la etapa en que los padres se hacen mayores y la mujer tiene que hacerse cargo de ellos. Es decir, emocionalmente es una etapa un tanto complicada para algunas
mujeres, por todo lo que ello rodea. Si a ello, le sumamos que puede surgir el cáncer de mama en algunas mujeres, según estudios de investigación, se hace más difícil aún.

Además del tratamiento farmacológico y medidas higiénico-dietéticas, existe un método que, si se aplica a una edad más temprana que la llegada de la menopausia, puede servirle de guía a la mujer para afrontar los cambios que puedan darse durante la menopausia y postmenopausia. Este método es el coaching de salud que se define como un proceso de cambio para conseguir objetivos de salud. Sirve para pasar de un estado actual no satisfactorio a un estado donde quieras llegar. El coach en salud facilita que la mujer cambie de perspectiva: desde sentirse incapaz de afrontar la menopausia o cualquier síntoma que le ocurra a convertirse en una persona autónoma y responsable de sus propios cuidados. Esta metodología se aplica a nivel preventivo, consiguiendo objetivos en la mujer como pueden ser estilos de vida, abarcando alimentación o nutrición, ejercicio físico, así como automotivación. El coaching de salud puede ayudar a la mujer a modificar su conducta si es disfuncional, así como su actitud, pensamientos o creencias, que son el motor para cuestiones de salud.

Incidiendo en lo anterior, el motor de la mujer durante la menopausia y en el caso de desarrollo de cáncer de mama es la motivación. Va a ser lo que ayude a la mujer a seguir adelante, a no rendirse, a tener una mayor adherencia terapéutica en sus tratamientos farmacológicos y así conseguir un correcto efecto o mejoría de la sintomatología que pueda surgir durante el tratamiento indicado para el cáncer. Así como para realizar todas las directrices que le indique su oncólogo/a.

Con todo lo anteriormente dicho, es necesario que la mujer en etapa previa a la menopausia, alrededor de los 45 años, empiece a tomar conciencia y se someta a sesiones de coaching, así como formaciones que puedan orientarla y ayudarla a mejorar su estado de salud, consiguiendo una adherencia a alimentación saludable, instauración de actividad física como un hábito saludable en su vida y por supuesto, las directrices que ha de llevar a cabo para llevar una vida sana tanto física como mentalmente. Es imprescindible que la mujer entienda y aprenda a usar sus propios recursos para aprender a vivir plenamente su menopausia como una etapa de la vida distinta pero no por ella menos importante y por supuesto, estar preparada para afrontar posibles patologías que puedan aparecer como es el cáncer de mama, sosteniéndose siempre por su alta motivación y ganas de cuidarse, cumpliendo tratamientos y teniendo conocimiento de causa para llevarlo a cabo.

Más artículos

#JXEC23
Ishoo Budhrani

ADELANTARNOS EN ONCOLOGÍA

HUMANIZANDO LA CRUZ VERDE EN ONCOLOGÍA Colas y colas, salen hasta la calle llegando hasta arriba, personas con prisas, pacientes inquietos y malhumorados, y seres, bueno seres humanos que hasta llegan a malentender al verte sentado con una paciente con cáncer de mama. Y tú escuchándola y entendiéndola. Pero ellos tienen prisa, impaciencia por ser

Leer más »
#JuntosXElCáncerdeMama
Ishoo Budhrani

La lucha contra el cáncer de mama desde la ingeniería biomédica

En esencia, la finalidad de la Ingeniería Biomédica es el desarrollo de tecnologías que permitan la prevención, detección y diagnóstico, y tratamiento de las enfermedades. Gracias a la invención y desarrollo de dispositivos médicos de detección temprana de tumores, se pueden salvar la vida de millones de mujeres en el mundo. Por ello, esta disciplina

Leer más »